daniel

Tercera guerra mundial

guerramundial 1

Llévame donde miran los ojos abiertos del pescado muerto. Salchichón. Llévame rápido, al cento mismo de la bomba atómica, para que me desintegre en una gigantesca estela de destrucción, para que me convierta en parte de esa muerte abrasiva. Salami. Llévame a los callejones de los barrios pobres de Buenos Aires, con los esnifadores de pegamento. Longaniza. Llévame al borde de Fisterra y déjame caer al mar. Chorizo. Llévame con los niños abortados de las votantes del Partido Popular. Llévame a las fosas abisales, al principio del universo y a la fiesta de cumpleaños de Kim Jong-Un. Chopped. Llévame hacia donde van los extraños surcos en la piedra de Malta, a San Andrés de Teixido, a Puma Punku y a la sección de electrodomésticos. Mortadela. Llévame al coño de la Bernarda, al concierto de los Doors en el Hollywood Bowl. Llévame a la Tercera Guerra Mundial en volandas. Jamón serrano. Volemos todo por los aires. ¿A qué más puede aspirar un hombre cuerdo?

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura