daniel

El sexo de los gordos

Los gordos son criaturas excepcionales, hijos pródigos del capitalismo. Su sexo es el de la condena y la autocomplacencia. Seres egoístas y perezosos, simbolizan el futuro del Homo sapiens y su sexo es el sexo del futuro porque, ¿qué es el sexo sino la pulsión de la intelectualidad más primigénea? ¿Acaso no reside el sexo únicamente en el cerebro? Lo otro es cópula, un acto meramente animal, instintivo, reproductivo. El sexo es eminentemente humano, es lo que nos convierte en superiores. El sexo se goza porque se piensa. Es la expresión prístina de la inteligencia. Tras el lenguaje, es nuestro logro más destacado. Y un gordo asqueroso o una gorda sebosa solo pueden aspirar a tener sexo o consigo mismos o con otros gordos... al menos sin pagar, claro. Por eso los gordos son las personas más avanzadas sexualmente, porque deben articular toda una serie de complejos mecanismos para poder aparearse sin finalidad reproductiva con sus semejantes atractivos, los no gordos, que los despreciamos profundamente porque ellos llevan su egoísmo alimenticio a cotas que nunca alcanzaremos.

Envidiamos a los gordos. Por lo dicho y también porque cuando obtienen el premio del sexo con un no gordo lo viven como un acontecimiento catárquico y liberador, que incluso puede llegar a cambiar sus vidas... tanto que incluso puede llevarlos a dejar de ser meros toneles de grasa. Envidiamos el sexo de los gordos, imaginamos los micropenes de ellos, las tetas colgando hasta la cintura de ellas, los pliegues de grasa de ambos... lo que ofrece unas posibilidades sexuales casi ilimitadas. Os envidiamos, gordos del mundo, cachos de carne con ojos, entidades sudorosas de mirada porcina... os envidiamos cuando echáis un polvo entre los de vuestra condición, el momento en que os metéis en la cama, gordos. Os envidiamos hasta el infinito porque vosotros sois hedonistas totales, trascendéis a vuestros propios cuerpos. No os importan. Y tenéis toda esa carne, toda esa grasa bamboleante para chupar, frotar, follar, morder...

Gordos del mundo, vuestro sexo es el sexo de Dios, la grandeza del Homo novus. Gordos de mierda, sois afortunados y ya lo sabéis. Disfrutadlo.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura