cabecera spuch
  • Home
  • Sonámbulos
  • ANA SPUCH
  • Pesadillas

Arrogancia musical

arrogancia1

Cuando se habla de clasismo, generalmente nos viene a la cabeza una pirámide que clasifica a las personas en función de su riqueza material. Ahora bien, existen otras formas de clasismo, entre ellos el intelectual, donde la riqueza viene dada por la cantidad/calidad de los conocimientos. En esta ocasión, la discriminación partiría de siguiente premisa: “si los conocimientos son mayores, eso significa que se es más valioso (para la especie)”. De atribuirse un valor se pasaarrogancia3 fácilmente a al sentimiento de superioridad; y, en última instancia, a despreciar al que se encuentre por debajo de nuestros estándares culturales. Tan deleznable es el clasismo socioeconómico como el intelectual, puesto que en ambos casos no es más que la pérdida de respeto del prójimo.

Hace unas semanas, asistí a un ejemplo de clasismo musical escuchando el estupendo programa de RNE3 “180 grados”. En su emisión de 2 de febrero de 2017, en el apartado de noticias, la presentadora y una periodista comenzaron a repasar la lista de la música más vendida y el contenido me dejó de piedra. La colaboradora, que presentaba la lista de los álbumes musicales más vendidos durante el año 2016, no se quedó corta en hacer desprecios a productos que, según su criterio, no eran de calidad. Si bien en el fondo estoy de acuerdo con lo que esta locutora quería poner de relieve, pues mis gustos musicales son similares, la forma de expresarlo la deslegitimó completamente. Querer denunciar el poco impacto social de lo que alguien considere música de calidad me parece correcto, pero burlarse de quien no se ajusta a sus gustos es harina de otro costal.

En el corte de cinco minutos, que podéis escuchar a partir del minuto 42 de la emisión, se comienza informando de que el porcentaje de ventas de álbumes en España durante el año 2016 había aumentado un 1,67% con respecto al año anterior. Sin embargo, la locutora indica que el dato “no es positivo”, por cuanto no está de acuerdo con el consumo musical español. La primera muestra de clasismo queda patente cuando se queja al decir “en qué se están gastando el dinero... no en qué nos estamos gastando el dinero”. Aquí claramente toma distancia del gusto musical general y a mí lo que me transmite es “no me metas en el mismo saco”.  Pero no sólo comunican las palabras. El tono sarcástico y las risillas constantes, también denotan una falta de respeto a larrogancia2a música que no se comparte. Así, se burla de Manuel Carrasco del que dice que “tiene unos arreglos de violines muy serios”, de Melendi cuando habla de su disco y dice “no tengo audio gracias a Dios”.

La cuña me decepcionó profundamente y a Virginia Díaz, a quien admiro mucho, la endilgué un -1 en mi escala de valor con carácter inmediato. Aunque la presentadora intentó mantener la neutralidad, en ocasiones me dio la sensación de que traslucía ese mismo desprecio. Espero estar equivocada.

Cada uno es libre de opinar lo que quiera; es una de las prerrogativas de gozar de la libertad de expresión. Ahora bien, creo que es de buena educación mostrarse respetuoso. Existe la posibilidad de opinar sin dañar (asertividad, lo llaman ahora). No es cuestión de ir con pies de plomo con todo lo que se hace o se dice, porque últimamente llegamos a límites absurdos con la capacidad de sentirse ofendido. No obstante, ¿qué dice de tu persona cuando menosprecias a los demás? Considero que, desde luego, no tiene cabida en una radio pública, pagada por todos y dirigida a todos.

http://www.rtve.es/alacarta/audios/180/180-grados-lori-meyers-blondie-mac-marco-father-john-misty-bleached-02-02-17/3896527/

Jornada laboral hasta las 18:00... ¿es una broma?

jornada1

En las últimas semanas, hemos sido testigos del impulso que se pretende dar desde el Ministerio de Empleo a la finalización de la jornada a las 18. Concluir la jornada sobre dicha hora no me parece ningún avance para la conciliación de la vida personal y laboral, más bien me parece una tomadura de pelo. Nos lo venden como la madre del cordero pero no concilia absolutamente nada.

jornada7En primer lugar, porque las jornadas hasta las 18 no se cumplen. En numerosas ocasiones la jornada de muchos trabajadores, según figura en su contrato, finaliza a las 18 o mucho antes. Sin embargo, la cultura del presentismo hace mella, robando a esa persona lo más valioso que se tiene, el tiempo. Muchos podrán pensar que si el trabajador vuelve a casa más tarde de lo que establece su contrato es “porque quiere”. Pero, en buena parte de los casos, las personas no se quedan a regalar horas por gusto. Existe una amenaza clandestina, y en ocasiones evidente, que fuerza al trabajador a permanecer en su puesto: sea porque limita sus posibilidades de medrar, sea porque esas horas son de obligado cumplimiento so pena de no renovar el contrato de trabajo, sea porque no logra sacar adelante sus objetivos sin que medie un motivo de incompetencia... Razones hay muchas, justificables moralmente por la empresa, ninguna.

En segundo lugar, porque el tiempo restante es manifiestamente insuficiente para una verdadera conciliación. Que una empresa no sepa conjugar la vida laboral y la personal es claro indicador de estupidez. Una persona satisfecha con su vida privada será una persona más motivada y, por ende, más productiva. Como siempre, personas estrechas de mente, de ideas cuasi victorianas, confunden la cantidad con la calidad y, hasta que no les quede clara esta diferencia, la productividad de las empresas españolas será absurda.

Imaginemos la vida de una persona al salir del trabajo a las 18. Contaríamos con unas supuestas 5 horas para conciliar nuestra vida, si tomamos como hora de descanso nocturno las 23, que garantizaría 8 horas de sueño reparador. ¡Qué de riqueza temporal disponemos! Sin embargo, estas 5 horas son manifiestamente insuficientes, ya que hay que realizar los siguientes descuentos:

jornada5- Trayecto del trabajo a domicilio: entre 15 minutos y una hora y media. Pongamos de media, 45 minutos.

- Atender responsabilidades: cuidar de hijos, familiares, de la propia salud, del hogar. Tiempo, 2 horas (los padres se reirán de esta exigua cantidad, lo sé).
Preparación de la cena, cenar y limpiar la cena. Tiempo, 1 hora.

- Relajación y preparación para dormir: abluciones nocturnas y tiempo de “ocio como conductor de sueño”. Pongamos una media de 45 minutos. Este tiempo no lo considero “vida personal”. Es el tiempo mínimo para que el cerebro pueda comenzar su desconexión. La falta de este tiempo se manifestaría en estrés, insomnio y generaría problemas de salud mental. Nadie da una palmada y ¡paf! el cerebro nos desconecta.

- Tiempo social: hablar con familiares, amigos, pareja, necesario para reequilibrar la experiencia vital y social diaria. Tiempo, 30 minutos.

- El sumatorio del “tiempo de descuento” asciende a… 5 horas. Podréis pensar que soy muy generosa con los tiempos que he establecido, pero para una mente saludable y equilibrada no lo es. Obviamente no soy una estudiosa de psicología o neurociencia, puedo estar equivocada, pero el sentido común me dice que no voy desencaminada.

Analizado lo anterior, ¿dónde queda el tiempo para que una persona pueda sentirse plena, feliz y motivada? Algunas personas considerarán que ellas sí logran disfrutar de un tiempo para su vida personal, para sus intereses, aficiones y asueto porque dedican menos tiempo del que indico; otras personas dispondrán de ingresos que les permitirán derivar sus tareas diarias a profesionales; otras no tendrán responsabilidades familiares; otros, ya gozan de una jornada razonable… pero aquí quiero señalar las dificultades de la generalidad de la población y el derecho a sentirse pleno.

jornada4Si no se quiere llevar a cabo un cambio por humanidad, puede hacerse por mero egoísmo. Es un claro caso de “yo gano – tú ganas”. Una persona con una vida completa acudirá con energía y motivación a su trabajo y la productividad será evidente desde el primer día, no sólo a nivel individual, sino a nivel colectivo.

Entonces, y para concluir, ¿cuál sería la hora recomendable para concluir la jornada laboral? En mi opinión, con la vigente jornada completa de 8 horas, las 15 debería ser la hora límite para retomar la vida fuera del trabajo*.  La empresa continúa obteniendo las horas acordadas por contrato y la persona comienza a ser, eso, persona. Sin embargo, para ello un gobierno no debería aconsejar o fomentar, sino legislar claramente a favor de una jornada razonable y eficiente para todos.

*Lo que sugiero es que el carácter de las jornadas sea intensivo, para que el trabajador disponga de tiempo real. Habrá colectivos, que por la peculiaridad de su trabajo requieran de un inicio de la jornada laboral en hora distinta a las 8 de la mañana, pero en todo caso, debería primar la jornada intensiva.

Un encuentro provechoso (III)

provechoso31

Se apeó de la motocicleta frente a una verja modernista que imitaba las costillas de un dragón. A lo lejos se vislumbraba la silueta de un hanok (1) de principios del siglo XX. Su misión, asesinar a su dueño. Tras analizar los posibles obstáculos que le separaban de la entrada de la casa, Sung Hyun Su escondió la moto tras un oasis de maleza que sobrevivía al estilo milimétrico que rodeaba la mansión y recorrió el perímetro en busca de un punto débil que de manera instintiva le indicaba su cerebro. Efectivamente, en el lado oeste del muro que rodeaba la finca un árbol le permitiría acceder al interior. Cómo podía saber aquello, le sorprendió, pero no tenía tiempo para analizarlo así que se centró en salvar el muro. Sin embargo, las ramas más bajas estaban a unos tres metros de altura. ¿Cómo alcanzarlas? A pesar de saber que era imposible, probó suerte. Saltó con todas sus fuerzas y salió propulsada hacia arriba golpeándose con las ramas y cayendo de espaldas. No sabía si la conmoción se debía más al golpe contra el suelo o a la impresión de aquel salto inesperado. ¿Cómo podía saltar tan alto? La cara le escocía. Se llevó la mano a la cara y se limpió la sangre que le chorreaba de la mejilla y la frente. No tenía tiempo para limpiarse.  Las indicaciones que emitía su mente le urgían a cometer el asesinato antes del amanecer.

Con un salto más prudente logró asirse a las ramas y sortear el muro.  Con una carrera ágil y sigilosa se acercó a la casona. Le sorprendió que no hubiera perros guardianes, pero pronto comprendió la razón. Alrededor de la casa se distinguían unos débiles haces de luz que atravesaban en todas direcciones el contorno de la casa. El tiempo apremiaba, no tenía tiempo de buscar y desactivar el mecanismo. Una confianza que surgía de su interior le apremió a atravesar el entramado luminoso y, con una agilidad pasmosa propia de un sulsa (2), sorteó el sistema de seguridad sin que se activara la señal de alarma.  Miró hacia atrás intentado asimilar la proeza. ¿Pero qué demonios? Debía continuar. provechoso34El acceso a la casa no opuso mayor resistencia. De igual modo que había logrado saltar el muro y burlar la alarma, consiguió abrir una puerta lateral e introducirse sigilosamente en el interior. Se dirigió con la seguridad propia de alguien que conocía la casa hacia una puerta ornamentada y pintada de rojo, introdujo la primera combinación de números que llegó a su mente y entró en la estancia, donde dormía plácidamente una silueta. Los primeros rayos de sol comenzaban a iluminar la estancia y ella reconoció al hombre que descansaba en la cama. No podía ser. No podía matarle a él. De entre todas las personas que habitaban el país, ¿por qué a él? El impulso de concluir la tarea era fuerte, y sus manos sin obedecer a su conciencia remataron el plan, inyectando un líquido transparente tras la oreja del hombre. Sung Hyun Su dio media vuelta y huyó, mientras sus ojos se empañaban y su pecho quería dejar de respirar.

En el exterior todo continuaba en calma. Las aves más madrugadoras rompían el silencio con los primeros píos, las gotas de rocío inundaban con frescor el ambiente, la luz rosácea del amanecer iluminaba la tranquilidad del lugar como cualquier otra mañana. ¿Cómo podía respirarse tal paz cuando lo que había hecho cambiaría el rumbo de la historia? Aun embargada por la incredulidad, recuperó la motocicleta y se perdió en la autopista rumbo al sol.

---

provechoso32La bella modelo se estiró y disfrutó del placer de deslizarse por las frescas sábanas de seda. Lo había logrado. Había cazado al soltero de oro por excelencia y sus amigas se morirían de envidia. ¡Ja, que las corroyera por dentro! Ella se lo merecía todo. Tantos años muriéndose de hambre, esculpiendo su cuerpo a base de aburrido ejercicio y operaciones absurdas, haciendo más favores sexuales de los que admitía recordar. Pero el sacrificio iba a dar sus frutos y ahora podría dedicarse a vivir como siempre quiso, disfrutando de una vida opulenta, siendo el centro de las miradas, junto a un hombre perfecto. Dio la vuelta y se abrazó a su marido, se apretó contra él y le susurró un buenos días, pero éste no respondió. Su cuerpo estaba rígido y frío como un maniquí. Elsa se incorporó y le zarandeó  sin obtener respuesta.

- ¡Oh Dios mío! ¡Oh Dios mío! – se llevó las manos a los labios. No podía ser cierto lo que estaba ocurriendo- ¡Oh Dios mío, Dios mío! – una mezcla de grito y sollozo se escuchó por toda la mansión.

Segundos después la puerta roja se abría y entraba el personal de seguridad, uno de ellos se llevó la mano al oído y sonó un chasquido.

- Avisen a la policía. El doctor Choi está muerto.


(1) Casa tradicional coreana
(2) Élite de guerreros coreanos
lanochemasoscura