lordpink
  • Home
  • Sonámbulos
  • LORD GAYRON
  • El blog más gay

Gays casados... con heteros

gayscasados1

Cuando se produce una separación habiendo estado casado con una mujer y se reconoce que se es gay, por dentro ocurren muchas cosas a nuestro alrededor a veces un poco difíciles de percibir y controlar.

1.- El yo, el día a día y la independencia, libertad y sexo.

2.- Ellos y Ellas. La Descendencia.

3.- Ella. ¿Amiga o enemiga?

4.- Aquellos. Los culpabilizadores y los moralistas.


gayscasados31.- EL YO:

La sensación de vacío interior y libertad se funden en una.

Hay que considerar que siempre se ha estado muy acompañado de una familia y ahora la sensación de vivir solo y el vacío al llegar a casa hacen mucha mella en la persona.

En algunos casos, la mayoría y sobretodo antiguamente, muchas personas salían de casa de sus padres para irse a vivir directamente con la persona que se casaban, y no han pasado por una etapa de soltería e independencia, así que se tienen que acostumbrar a varias cosas a la vez. Por un lado, a un estado de soledad, pues cuando llegan no hay nadie revoloteando por los alrededores, ya sean niños, pareja, etc. Pero además tienen que acostumbrarse a ser autónomos e independientes, realizar todas las tareas del hogar a las que no están acostumbrados, y a llevar una casa. Es decir, un estado de adaptación a la emancipación que nunca vivieron y que se suma a la soledad.

Los amigos que hasta ahora habían compartido en muchos casos, siguen siendo amigos comunes de la pareja, con lo que por no soportar críticas constantes y dejar que las aguas vuelvan a su cauce, se produce un entorno de aislamiento significativo, del cual no es tan fácil salir. Ya veremos que esto se complica cuando además hay hijos que piden y demandan explicaciones de manera constante, y que se preocupan por la situación del padre gay, lo sepan o no.

Pues bien, el gay que estaba casado y ahora está separado, tiene mucho que afrontar para empezar a situarse. En muchos casos además conlleva un cambio de ubicación, pues han dejado su casa de siempre y su barrio, y esta deslocalización aún hace más complicada la adaptación.

casadosgays4Por suerte, hay cosas que compensan la penosa situación del principio.

Lo primero que se ha de considerar, es esta situación como una manera de crecimiento personal que nos va a llevar a un destino infinitamente feliz en el futuro. Y esto es algo que al principio no se sabe, pero se intuye.

La libertad para poder tener relaciones gays por primera vez, sin tener que dar demasiadas cuentas a nadie de nuestras idas y venidas, ya es un gran avance. Enseguida, deseosos por tener relaciones carnales, salimos a la caza y empezamos a explorar y conocer de otra manera. Podemos hacer nuevas amistades e incluso llevarlas a casa. Lo que mejorará rápidamente esta sensación de soledad que al principio teníamos. Muy importante en esta fase, es hacer amigos además de sexo. Pero sin duda, el sexo, es lo que más necesitamos por dentro, pues hemos tenido una carencia durante años debido a la ley seca y la prohibición intrínseca de estar casados con una mujer y tener una vida heterosexual aceptable para la sociedad.

También intentamos extrapolar la idea del matrimonio heterosexual a la vida gay, y poco a poco percibimos que no es exactamente igual. Las situaciones que nos rodean han cambiado y la gente se comporta con más libertad y no de manera tan encorsetada respecto a cómo debe ser la relación de pareja. Existen muchos más modelos y los límites no están tan claros para ellos ni para nosotros. Nos planteamos sin duda si queremos restringir nuestra vida sexual a una relación monógama o por el contrario queremos permanecer libres y follar con tantos como podamos. Este último caso es muy apetecible pues hemos estado demasiado sujetos y encorsetados como para atarnos ahora a algo similar. Y por otro lado… ¿Quién quiere el amor tan pronto? Pero al mismo tiempo, la sensación de volver a casa y seguir solos no nos encaja demasiado y sabemos egoístamente, que una pareja nos resolvería este problema existencial de la compañía.

Así que todas las preguntas empiezan a brotar, y tenemos que ir tomando decisiones que se verán afectadas por los terceros y no solo por lo que queremos, una vez más. Pues si adoptamos un compromiso y vivimos con un hombre… ¿Qué pensarían nuestros hijos? Muchos casados optan por seguir solteros al menos durante un periodo largo, y así poder recibir los hijos en casa, aunque no demasiado, pues queremos estar sueltos.

gayscasados82.-ELLOS Y ELLAS, LA DESCENDENCIA:

Cuando nos volvemos gays, después de haber llevado una vida heterosexual aparente, tenemos que decirles a nuestros hijos que somos así. Pero también existe la posibilidad de callarnos y no decir nada.

Veamos los pros y los contras.

Si salimos del armario…

Los hijos, empezarán a cuestionarse, si la relación de pareja que tenía su padre con su madre, ¡y ojo! He dicho madre no mujer, no sería una farsa y una mentira.

Lo primero que te echarán en cara de manera explícita o peor si se lo callan, es que has engañado a su madre durante muchos años. Y también a ellos. Aunque desde su punto de vista ellos importen menos que su madre a la hora de racionalizarlo. “¡Pero ella es una santa y mira por lo que ha tenido que pasar por tu culpa!” Esta es la idea subyacente que tienen en sus mentes, porque su padre es un mentiroso con su madre, y obviamente que la defienden. Su padre por tanto, es el culpable de todo lo ocurrido. Normal que su madre esté cabreada y hable mal de él. “¡Menudo capullo de padre tengo!”.

Bueno… Tranquilos, vamos a desmontar esta teoría tan dañina.

Lo primero que hay que hacer ver a los hijos es lo siguiente.

Repite conmigo… “Yo no engañe a vuestra madre, me engañé a mí mismo”.

Os tenéis que presentar como la víctima de todo esto, pues en el fondo lo sois, ahora veréis el porqué.

La sociedad hipócrita y censurante, de aquella época, hacía mucha presión para que los chicos buscaran una chica con la que casarse y tuvieran una vida decente.

De la homosexualidad, por supuesto, no se hablaba. Y nadie te aclaraba las dudas, de si podía ser que te gustaran los chicos en vez de las chicas. Supuestamente estabas diseñado para tener hijos y casarte, así que porque sentías algo tan diferente. Indudablemente eras tú el que estabas equivocado, ya que tu imagen no coincidía con lo que la sociedad decía que era. Por lo tanto SI QUE ERAS LA VÍCTIMA, lo has sido siempre.

Aprendiste a engañarte a tí mismo y negar esos sentimientos que tenías hacia otros hombres intentando ignorarlos para cumplir tu papel en la sociedad inquisitora. Una manera como otra cualquiera de sobrevivir ante un entorno negativo y agresivo respecto del monstruo que supuestamente eras. Las críticas sociales del tipo “Mira ese mariquita” o “No te has enterado de que fulanito es maricón y una nenaza” te ridiculizaban desde la más tierna infancia, así que aprendiste a escabullirte y a mentirte a ti mismo para que otros no reconocieran que estabas mintiendo sobre tu condición sexual. Es decir, el arte del camuflaje.

Por lo tanto, diles a tus hijos esa frase… o escríbeles una carta que lean delante de tí.

“Yo no engañe a vuestra madre, me engañé a mí mismo”. “Y por si eso no fuera poco, tuve una crisis de identidad y no tenía claro lo que era, pues parecía que yo mismo estaba equivocado al sentirme así”.

“Hoy en día con los adelantos sociales he empezado a entenderme y a superar mis traumas que son muchos gracias a nuestra fantástica sociedad y nuestras familias que siempre ayudan a ponerte pies encima con los típicos chistes y comentarios”.

“Sí, soy gay. Y lo que no quiero hacer es volver a mentirme a mí ni a las personas que quiero, vosotros”.

“Así que os cuento esto para que entendáis la situación y como he empezado a afrontarla. No quiero que os lleguen comentarios de terceras personas, y eso si no os han llegado ya. Porque hay mucha gente mal intencionada, que desconoce realmente el problema pero se permite opinar”.

Pero si creéis que con esto está todo arreglado, os equivocáis, el trabajo es difícil aunque merezca la pena al final, pues tendréis a vuestros hijos de vuestro lado y podréis ser auténticos. O quizá no. No hay fórmulas infalibles.

Lo que si hay que tener en cuenta es el cómo se lo tomarán y para esto influye el género que tengan vuestra descendencia en parte. Veréis…

gayscasados5Si es una hija… tendrá más facilidad para entender que a su padre le gustan los hombres, pues para ellas suele ser corriente la atracción por los chicos, y al final si ven a un chico les puede resultar atractivo en cierta medida. Es el sexo opuesto, y aunque les resulta extraño visualizarlo, cosa que harán en su interior, no es tan raro para ellas el cuerpo de un hombre y lo que se puede hacer con él. Aunque esto dependerá también de la edad de que estemos hablando, pues si son muy jóvenes aún no estará desarrollada la sexualidad, todo resultará nuevo y explorable. Sin embargo, hablar de sexo con la descendencia nunca resultó fácil.

Por otro lado, las mujeres suelen crear un vínculo especial con las madres en cuestiones sexuales en cuanto aparece la menstruación y todas las cuestiones sexuales se hablan en un cierto secretismo para la resolución de problemas, así que las hijas hablarán de nuestra sexualidad gay con su madre probablemente en algún momento y esto nos puede traer problemas como veremos en el apartado tercero.

Si es un hijo… la cosa se complica por doble motivo.

Primero, pensará en la sexualidad de su padre, y cuando visualice otro hombre, para lo cual no está acostumbrado en su cabeza sentirá un rechazo que le hará ver a su padre como un extraño en muchos sentidos. Alguien que hace cosas que para la sociedad están mal, y el entiende eso, porque siente lo mismo que la sociedad, que lo supuestamente natural es que te atraigan las mujeres como a él. Así que su padre es alguien extraño y poco natural.

El segundo problema es más grave, porque si mi padre es un extraño y lo visualizo como tal, y le atraen los hombres, y yo soy un hombre, ¿Qué le impide a mi padre sentirse atraído por mí?, ¿si ya ha cambiado una vez, porque no cambiar dos? ¿SE ME PUEDE LLEGAR A INSINUAR MI PADRE? ¡¡¡¡HORROR!!!!

Bueno, la respuesta es fácil… los padres heterosexuales, podrían sentir atracción por sus hijas, ¿no es cierto? Sin embargo, esto no es algo que ocurra normalmente, y los padres se llevan bien con las hijas al igual que las madres con sus hijos aunque en ambos casos sean de sexo contrario. Este tipo de exposiciones son muy complicadas de tratar con los hijos y habría que tratarlo desde una perspectiva médica, para que no parezca aberrante o insinuante al ponerla sobre el tapete.

Lo que más temen los hijos a pesar de todo lo anterior, es como le verán a su padre y lo que puedan decir de él. Y también lo que pensarán los demás de ellos por ser hijos de un gay… ¿puede que ellos lo sean también, acaso se pega? Temen que le hagan daño a su padre, y no saben muy bien que deben decir cuando oigan algún comentario negativo. Deben o no defenderle, oponerse a las personas que critiquen y ataquen a su padre sin estar él presente. ¿Y qué pasaría si su padre está presente y le atacan directamente?

Hay que hacer entender a los hijos que la homofobia es algo que está en la sociedad. Que su padre siempre va a recibir ataques de agresores de manera indiscriminada, pero que en el fondo, esto no es más que un filtro para saber que personas son tóxicas e indeseables, y cuales son convenientes y agradables.

Ante los ataques deben reaccionar de manera natural, con la respuesta que les surja desde dentro. Pensar, que aquellos que atacan están enfermizamente equivocados, porque no es más que una xenofobia, un miedo interior a lo desconocido. En el fondo son personas inseguras o moralistas que intentan imponer su realidad y como tal hay que tratarlas y entenderlas. Desestimarlas en sus comentarios y no entrar en enfrentamientos que supongan una pérdida de tiempo para vosotros.

La posibilidad de no salir del armario con los hijos y las hijas, nos puede poner en situaciones muy tensas en el futuro, debido a sucesos eventuales como accidentes, mentiras respecto a donde estamos, chantajes, hospitalizaciones donde no dejan entrar a nuestra pareja hombre por no ser familiar y un largo etcétera de posibilidades rocambolescas que es imposible de numerar. Sin embargo, y aunque yo no lo aconsejo, cada persona tiene unas situaciones personales no extrapolables, y todo el mundo sabe lo que es mejor para él.

Las cosas se van aclarando… o eso parece, y empezamos a entender el mapa que nos rodea. Pero aún nos queda algo por abordar.


gayscasados123.- ELLA: ¿AMIGA O ENEMIGA?

Ella se va a enterar, más tarde o más temprano, en eso no debéis de engañaros.

Sin embargo, cuando hay una separación matrimonial, las cosas se ponen muy difíciles en muchos casos y no es fácil afrontar que hacer.

Si le dices que eres gay… dependerá en muchos casos si la separación es amistosa o no.

Las mujeres entienden que pueden luchar por un hombre con otra mujer, pero cuando las dejan por otro hombre, la cosa se pone difícil, y no entienden como pueden luchar contra eso. Así que pueden contener mucha frustración al respecto y la pueden volcar de muchas maneras.

Lo que les preocupa es que pueda pasar con sus hijos e hijas, pues ahora su padre es maricón. ¿Me aprovecho de esta situación y le ataco con ello o no?

Si se lo digo a mi entorno, mis amigas, etc., yo voy a quedar como una tonta por no haberme dado cuenta antes, y eso no me conviene. Pero está claro que se van a enterar en un momento dado, y eso siempre pasará.

Mi estatus social me preocupa mucho y lo que piensen mis amigos y mi familia también.

Puedo optar por aparentar que todo sigue igual, y le propongo que viva conmigo pero sin acostarnos, cada uno en una habitación, etc. Y luego salimos a la sociedad como si no pasara nada y nadie se entera. Después, él se va y tiene sus escarceos y yo hago lo mismo. O bien, me separo y me hago la víctima. Porque nos hemos separado porque en el fondo él pensaba en hombres y no en mí. Y yo que soy tan buena se lo permitía, pero en el fondo siempre lo he sabido. Claro que ya me he hartado de ser demasiado buena y he decidido darle pie para que se vaya y así poder rehacer yo mi vida. Si he aguantado ha sido por mis hijos. Y cosas por el estilo.

Si no le dices que eres gay, cuando se entere…

El razonamiento será parecido solo que entonces podrá poner a tus hijos en tú contra desde la sombra, pues no habrá una conversación cara a cara con ella. Y tendrá que inventar lo que no se hable. Claro que siempre puede inventar aunque se hable. Depende de cómo sea, amiga o enemiga. Pero eso no depende de tu condición sexual, depende de la separación en sí.

gayscasados2Que le digas que eres gay, no aumentará las dificultades de una separación, y por supuesto no las disminuirá tampoco. Porque antes de hablar con ella, lo mejor es que hables con tus hijos, así llevas una pequeña ventaja por si los pone en tu contra.

(En muchos casos ocurre por lo menos al principio)

¡Pero recuerda que a nadie le gusta oír hablar mal de su padre tampoco! A la larga le traería consecuencias negativas para la madre.

En todos los casos la separación conlleva dificultad para seguir adelante. Igual que a ti te costaba adaptarte en la vida en solitario, a ella le costará lo mismo. Y esto a veces conlleva conflictos económicos añadidos. Si hay descendencia decidirán con quien quedarse, y en muchos casos habrá manutención, etc., como ocurre en toda separación o divorcio. Esto puede agravar el problema sin duda y crear situaciones tensas, pero que nada tienen que ver con el aspecto de ser homosexual, sino con la separación en sí misma.

Mi consejo es que vayas dando pasos poco a poco, que puedas afrontar de manera escalonada y que vayas revelando la información cuando te convenga y no toda a la vez de sopetón para todos, aunque eso dependerá de la forma de ser de cada uno. Pero siempre es más fácil adaptarse a los cambios de manera gradual.


gayscasados334.- AQUELLOS, CULPABILIZADORES Y MORALISTAS.

Como antes decíamos la sociedad puede ser muy homofóbica, y sin duda podemos recibir ataques de terceras personas que se dediquen a opinar libremente sobre nosotros.

El problema es cuando ejercen influencia sobre los descendientes o sobre nuestra ex. Todos los personajes se sienten perdidos en esta nueva obra de teatro que viven y vivimos, y piden consejo, escuchan, aprenden y no siempre de las mejores fuentes.

Algunos amigos o familiares tienen mucha influencia y pueden ejercer mucha presión sobre los hijos o la expareja. Y algunos de ellos se dedican a hacer el lavado de cerebro a estas personas que sí que nos importan confundiéndolas o lo que es peor enfrentándolas a nosotros.

Usan medios de presión social y acorralan a los hijos o la ex, a veces entre varias personas normalmente lideradas por un acosador psicológico que sufre de xenofobia. Interrogan, hacen juicios de valor o exhortan una innumerable cantidad de preguntas que poco a poco hacen que la otra persona, por querer salir de ese acorralamiento, se adapte y se vuelva de su opinión nociva simplemente para que le dejen en paz y no le creen conflictos en lo cotidiano, pues a veces tienen que convivir con ellos y no pueden estar aguantando el enfrentamiento diario.
Así que, en muchos casos, acaban haciéndose participes o aprobadores de sus acosadores para sobrevivir y no tener que cambiar radicalmente sus vidas. Se convencen con los mensajes de los acosadores contra el gay.

gayscasados9Hay que aprender a como desmontar a los acosadores, que poco a poco se van haciendo fuertes en su territorio, pero que en eventos comunes pueden llegar a saltar y a ser muy incisivos en su ataque abrupto, lanzando acusaciones y culpabilizándonos en público.

Siempre debéis esperar algo así en una reunión social o familiar, pues aunque parezca que la sociedad está muy avanzada, la homofobia sigue existiendo.

Mi consejo es el mismo de antes, así que ya no repito sobre cómo afrontar a estos agresores.

Siempre debéis estar alerta. Pero no perdáis vuestros objetivos, sed felices y libres por fin. Ahora que habéis salido del armario y habéis dejado de mentiros a vosotros mismos, vivid esa vida auténtica que por fin os hará realizaros como personas plenas. Haced muchos amigos, cread muchos contactos. Enteraos de las asociaciones, los apoyos psicológicos, las ayudas del tipo que sea, hasta la vecina que os enseñe a planchar, o haced un curso de cocina para mejorar vuestra adaptabilidad. Haceos fuertes e id ganando respuestas verbales frente a los ataques. El conocimiento de todo os hará más fuertes ante la vida. Y no os olvidéis que es un acto de valentía querer ser auténtico.

Imprimir

Homosexualidad y religión

religionn1

Muchos gais tienen inquietudes religiosas, y es por eso que escribo este artículo para aclarar ciertos conceptos que andan un poco confusos respecto del tratamiento de la homosexualidad en la religión.

No se registran pasajes bíblicos de homosexualidad, y mucho menos de lesbianismo.

Solamente de violaciones y entendiendo el término violación como era considerado en aquella época, refiriéndose al acto de violentar el cuerpo con objetos o golpes. Es más un acto de tortura que sexual. Véase como ejemplo el pasaje de la chica a la que acaban cortándole la cabeza.

Ni siquiera en Sodoma y Gomorra se habla de actos de homosexualidad. La palabra sodomía viene acuñada en el S.XIX por una relación de ideas.

No es hasta la interpretación del S.XIX, anglosajona y judía, de la biblia, cuando realmente se hace una interpretación moralista del texto. Por cuestiones de pureza religiosa sobretodo.

religionn2Sobre las escrituras bíblicas:

*La mujer: No era considerada socialmente excepto para tener hijos.

En aquella época, el hombre que era tratado como mujer se convertía en mujer o incluso socialmente más reprochable, porque suponía una pérdida de honor ya que no valía siquiera para ser mujer en el sentido de la procreación.

Incluso Loth insemina a sus dos hijas para quitarles el deshonor de no tener hijos, y una vez inseminadas son menos deshonrosas en realidad, pues cumplen su función.Ni siquiera a Loth lo violan o le hacen nada en Sodoma y Gomorra, ya que sale de ahí puro. Así que no se puede hablar de actos de sodomía con el tampoco. Es por tanto un invento posterior y que no aparece en los textos bíblicos.

La apreciación de aquellos siglos, sobre la moral era muy diferente a la actual, por eso los pasajes bíblicos que se leen, no tienen rasgos actuales de la moralidad, que tanto se empeñan en acuñar los anglosajones. Esto se debe especialmente a una nueva interpretación que se hace de la biblia en el siglo XIX y que aprovechan los protestantes para su idea de moral directora. Cosa que no ocurre tanto con la interpretación católica, latina o castellana que pone el énfasis en otros factores menos directores.

religionn3Véase también la importancia de que no es un libro que se escriba todo seguido, sino que son recopilaciones fechadas que se hacen a lo largo de varios siglos V, VI, VII, en las que se encuentran involucrados varios lugares y sitios. Es por tanto un recopilatorio, más que un libro.
Por otro lado al nuevo testamento le pasa algo parecido, y las cartas de corintios, apóstoles, etc. Se sabe que la mayoría no fueron escritas por ellos mismos, ya que ni siquiera sabían escribir como tal. Y se escriben incluso hasta un siglo después de la existencia de algunos de los personajes. Muchos influidos por las filosofías antes mencionadas.

Razones de pureza que esgrimen los mismos judíos para no admitir, como válido el nuevo testamento.

El personaje histórico de Jesús, es además muy oscuro en cuanto a sus acciones y fechas, en cuanto a la relación de datos. No es exactamente el año I cuando nace, y hay muchas lagunas en cuanto a su vida desde su etapa infantil a la madurez. También el número de hermanos, etc.

Las tres religiones de Abraham son celosas respecto a la existencia de otros dioses. No permitían que hubiera otros dioses, es por eso que hay una tendencia cada vez más marcada hacía el monoteísmo. Declarando al resto de Dioses como no válidos.

Judaísmo, platonismo y los neoplatónicos: La pureza Judía.

Consiste en un número de reglas estrictas, parecidas y observadas también de otra manera en el Islam, con la carne de halal. La idea de pureza se mantiene en los alimentos, y ciertas costumbres. No se puede juntar por ejemplo la leche con la carne o con la comida del Sabbat.
Las mujeres y los hombres procrean incluso con un camisón especial que tiene una abertura, y ni mucho menos está hecho para el disfrute sino para la procreación.

religionn4Cualquier idea de sexo impuro o comida impura aparece por ahí en muchas de sus filosofías.

Esto lleva a un miramiento exagerado en todas las conductas humanas queriendo incluso purificar la raza. No se les puede invitar a comer, porque están contaminados, y no pueden relacionarse con otras personas que no tengan su religión ya que estarían contaminadas también en otro tipo de hábitos no puros. Esto es tan estricto que no permite ningún tipo de apertura religiosa ni social, y redunda en una endogamia. Es por tanto la más celosa de las tres pues afecta socialmente y relacionalmente a sus miembros, teniendo casi un carácter sectario promoviendo la exclusión de los miembros hacia otras religiones.

Nunca podrás invitar a un judío a comer en tu casa, pero tú si podrás ir a la suya, ya que la excusa es que lo que se come en la tuya no será puro. Eso evita de algún modo que los propios judíos vean otras formas de vida y se desvíen. Y al mismo tiempo si vas a su casa podrás querer imitar su forma de vida por ser ejemplar. Hay un proteccionismo religioso en su modus operandi.

La idea de pureza surge de los platonistas entre otros y el mito de la caverna. Donde supuestamente hay un mundo ideal al que nosotros damos la espalda y del que solo podemos ver las sombras reflejadas en la pared de la cueva en la que vivimos. Por eso se intenta ser puro para acercarse lo máximo posible a la idea original y no a la sombra proyectada. Esta línea continuará en los seguidores de platón y por lo tanto en el cristianismo y otras filosofías o religiones que parten de la misma base.

Los templos y la época:

En la antigüedad los templos básicamente eran lugares para el sexo (Burdeles) y con ritos destinados primordialmente a la fecundidad. Se pagaba o se hacían ofrendas por tener relaciones sexuales. Las mujeres que no se casaban iban ahí, para que los hombres las preñasen. Se decía: “las bonitas salían antes, y las feas tenían que esperar”.

religionn5También se sabía de hombres que tenían relaciones con hombres tratados como mujeres en estos sitios. Y algunos elegían acostarse con esos hombres antes que con las mujeres feas. Esos hombres eran mal vistos socialmente en el sentido de que adquirían el estatus de mujer. No por el acto sexual en sí. Si no porque no podían procrear, cosa que las mujeres si hacían.

Estamos hablando de una sociedad muy Patriarcal en la que se buscaba procrear varones para dejar descendencia. Ya que la mujer no era mucho más que el ganado u otros bienes.

Se pagaba por tener sexo a los dueños del templo y con eso y con las ofrendas, el templo se mantenía. Pero sobre todo debido a su actividad sexual.

Para concluir, tendríamos que observar por consiguiente, que los gais no han sido tratados en la biblia ni en los nuevos testamentos. Que todo es una cuestión relacionada con la procreación y con el sentido purista de la religión judía que influyó en las nuevas interpretaciones de la biblia del siglo XIX, y que los católicos no comparten y afecta mucho más a los protestantes en sus discursos.

Hoy por cuestiones de globalización en el caso de los protestantes y las nuevas religiones “seudocristianas” o evangélicas que están saliendo, podemos encontrar aún más interpretaciones bíblicas que son la raíz de todos los problemas que atentan contra la moralidad, la homosexualidad o la mujer enraizados en el sentido y la interpretación de la pureza.

Sin embargo, bíblicamente no hay ni una sola mención homosexual en la biblia ni en el nuevo testamento.

Por si esto no fuera suficiente, hasta el S.XIII, hay registros en las iglesias de casamientos de marido y marido. Práctica que se ha dejó de hacer, pero que consta en los libros y actas de registro de la propia iglesia que hoy en día critica la orientación homosexual, pues al fin y al cabo, el casamiento no era más que un contrato, y como hoy en día reportaba beneficios de herencia y traspaso de bienes.

Si tienes creencias religiosas, debes entender, que en su origen, no hay nada que impida ser gay y católico, que no está mal, y que nada tiene que ver con la salvación, ni siquiera es pecado. Solamente, se observa no tener relaciones extramatrimoniales como pecado, o no hacer sexo con el fin de la procreación, cosa que en ningún caso depende de ti sino en la capacidad de germinar que tiene tu semilla.

Como bien observan los musulmanes, la semilla no puede caer en terreno baldío. Es por eso que realizan el acto sexual con hombres y no se masturban, dejando a la gracia divina la posibilidad de conseguir procrear en otro hombre como ocurre cuando lo hacen con las mujeres.

Pereligionn6ro con ellas no pueden hacerlo hasta el matrimonio.

Y si eres lesbiana aún lo tienes más fácil, porque para la religión no eres nadie si no procreas. Y la propia religión considera el incesto en la biblia como una salida a tu ignominia aun no estando casada. Así que no pienses que puedas pecar, por algo tan insignificante con buscar tu procreación con otra mujer, lo importante es que quedes inseminada como puedas para evitar tú deshonra de ser mujer no procreadora en contextos bíblicos. Desde mi punto de vista podrías utilizar polen de las plantas, otra mujer o cualquier otra simiente y estaría bien visto desde lo religioso aunque no lo consigas, no hay pecado en ello.

Por último, tened en cuenta la consideración bíblica de que todos los hombres que son inseminados por otros hombres son menos que mujeres porque además de serlo, no tienen posibilidad de procrear, concepto para el que está creado la mujer. Así que tampoco, es pecado por esa razón, ya que en el fondo buscáis una procreación para la cual no habéis sido constituidos. Pero que ello no os impida seguir intentándolo, no perdáis la fe, en que se os puede otorgar la gracia divina y algún día quedar embarazados.

Imprimir

Perspectiva gay del heterosexual

perspectiva1

Cuando eres gay, te planteas en algún momento, si tus relaciones deberían ser variadas o no. Y empiezas a darte cuenta de que sin quererlo, poco a poco, todo te lleva a tener relaciones solamente con otros gays.

Lo curioso del asunto, consiste en que aunque intentamos mantener cierta relación con los amigos, cuando van cruzando etapas heterosexuales van desapareciendo de nuestras vidas. Pero no por una discriminación, sino por una selección natural y por el tiempo o la disponibilidad.

El heterosexual medio, se plantea a lo largo de su vida algo similar a esto:

perspectiva2 Tras los primeros escarceos sexuales, todos empezamos intentando la relación sentimental y el noviazgo. Que nos lleva al siguiente punto.

La emancipación, pues aunque a veces se pueden tener relaciones sexuales en casa de los padres o en el coche, no es lo habitual, y el planteamiento lógico nos lleva a querer tener un lugar donde tener intimidad. Por ello, y hasta este punto aunque heterosexuales y homosexuales nos desarrollamos de forma similar, si es verdad, que es el primer momento donde empieza nuestra separación de amistad. Pues así como los heterosexuales buscan en determinados sitios o discotecas, los gays lo hacemos en otras donde el público nos favorezca más. Y esto nos lleva a pasar menos tiempo juntos con determinados amigos “heteros”. Así que una parte de ellos empieza a desaparecer de nuestras vidas.

perspectiva5 La crianza. Si algo acaba con nuestras relaciones de amistad, suele ser la crianza de los niños. Pues los heterosexuales, llegado determinado momento, necesitan formar una familia y tener descendencia en la mayoría de los casos. Y esto hace que todos los amigos que quedaban heterosexuales, empiecen a estar demasiado ocupados cambiando pañales y relacionándose más con carricoches y biberones que con personas. Y esto puede ser dos o más criaturas, y un constante sin vivir de obligaciones, responsabilidades y preocupaciones que no les deja mucho tiempo para tener vida social. A no ser, que las personas con las que se relacionen tengan también niños y les puedan juntar para cumpleaños, el parque, etc.

Pero lo cierto es que poca gente quiere los niños de los demás, así que lamentablemente, después de varios envites, e intentonas por quedar para hacer actividades comunes como ir al cine o cenar, encuentras negativas o dificultades, y optas por relacionarte con personas que estén más disponibles.

Tras ocho, diez o doce años de crianza, aquellos que nunca podían quedar, desaparecieron de tu vida, y fueron sustituidos por personas más cotidianas y disponibles. Una nueva selección natural, que nos llevó a relacionarnos, con más amigos probablemente gays, en nuestra misma situación y que siempre suelen ser más accesibles.

Si algo tiene el mundo gay, es que conoces muchas personas y de manera muy sencilla.

perspectiva3 Los amigos heterosexuales que no tenían hijos y que aún te quedan.

A veces, encuentras algún heterosexual, que por las circunstancias que sean, deciden no tener hijos, y se mantienen en el punto de la relación sentimental o la soltería, y puedes continuar ciertas relaciones cotidianas. Pero tienen el problema de que normalmente se relacionan con otros heterosexuales que se encuentran en las diferentes etapas antes mencionadas, y las conversaciones son de lo más aburridas. Pues siempre son recurrentes.

Los heterosexuales del trabajo, tienden a tener conversaciones recurrentes, o lo que es peor conversaciones sobre el trabajo que no te ayudan a desconectar. Con lo cual, también tiendes a separarte de ellos, pues resulta un verdadero tostón.

Es difícil encontrar heterosexuales que realmente te aporten, a no ser que tengáis alguna afición común y os relaciones durante el tiempo de desarrollo de tal actividad. Pero en la mayoría de los casos, la relación no pasa de ahí, ese ámbito reducido. Y la selección natural nos lleva a relacionarnos con personas semejantes a nosotros, es decir, otros gays, con todo el tiempo libre para alternar, construir, y viajar.

perspectiva4 Los jubilados: no creáis que cuando un heterosexual ha terminado de criar, se recupera. Al contrario, pues normalmente su descendencia vuelve a tener crianza, y entonces empieza de nuevo el ciclo, pero ahora como abuelos orgullosos. Y las conversaciones y la cantidad de fotos que hay que soportar si eres su amigo, ¡Es abrumadora! Las frases son parecidas a … “¡Mira mi nieto y su primera baba!” “¡A que está mono con ese sombrerito?” Y acabas por poner una sonrisa y largarte corriendo para tener conversaciones más inteligentes. Pues en realidad parezca que los heterosexuales hayan sido presa de “La invasión de los ultracuerpos”.

En definitiva, que es difícil conservar amigos heterosexuales que te acompañen a lo largo de tu vida si eres gay y no tienes hijos. Pero claro, puedes adoptarlos y heterosexualizarte y entonces pasaras por esas mismas etapas y serás feliz, o no.

Imprimir

lanochemasoscura