ulises 2
  • Home
  • Noctámbulos
  • Ulises 6ïé
  • A Freaky Way

El Dios cristiano visto desde el politeísmo

politeismo1

En la antigüedad de Grecia y Roma había muchísimos dioses, todos y cada uno de ellos tenían sus particularidades, pero lo que estaba claro es que todos podían violar, matar, robar, secuestrar y por supuesto engendrar.

Uno de los más destacados haciendo todo este tipo de fechorías fue Zeus que era el padre de todos los dioses o dicho de otra forma el Dios principal.

El Dios cristiano desde el punto de vista del politeísmo, no es más que otro dios con sus características y particularidades propias.

politeismo3Los dioses eran virtuosos, y a su vez virtuoso viene así como viril del prefijo vir está en la raíz de ambas palabras. Masculino y dominante.

Viriles se consideraban también a los hombres y debían ser dominantes ya que esa era parte de su condición como hombres. Por supuesto podían hacer lo que quisieran sexualmente y su característica principal era la dominación. Solo había una cosa que les estaba prohibida, y que era precisamente dejarse dominar o dicho de otra manera, dejarse sodomizar pues en ese momento serían tratados como objetos o menos que mujeres, pues al menos ellas podía procrear y cumplir con su cometido realizándose para la sociedad de la época.

La raíz virtuoso tiene un mismo origen y por supuesto todos los dioses eran virtuosos en la antigüedad politeísta, además eran caprichosos y podían hacer lo que quisieran pues estaba en sus poderes y en su mano el poder hacerlo.

Así pues el Dios cristiano coge el modelo de los dioses antiguos y aun teniendo sus características propias no deja de hacer lo que el resto de los dioses, es decir conceder o quitar la vida, violar a través del Espíritu Santo insuflando y engendrando sus frutos a la humanidad y a sus servidores o esclavos.

politeismo5La capacidad de engendrar está acorde con la virilidad y es un atributo masculino dominante y no necesariamente humano. El caso del Dios cristiano no es diferente ya que en esa época se consideraba que una cosa iba unida inseparablemente a la otra y no debía ser de otro modo. Así que cuando se inventa o se define a un Dios por la humanidad, se le atribuyen características en función de cómo se moldea.

Dentro de las características propias del Dios cristiano encontramos una particularmente interesante qué son los celos. (Atributo particular y distintivo de los seres inferiores, pero que en esta ocasión y como defecto tiene un Dios supuestamente superior en la escala evolutiva) El Dios cristiano es un Dios celoso y no permite a sus siervos ni a sus esclavos que vayan con otros dioses pues no quiere compartirlos, los quiere para sí. Y no solo eso, los califica de no verdaderos a los demás, como si se mostrara inseguro de que otros pudieran creer en otras posibilidades nacidas de la creación, que de por ser él o parte de él en otra forma o sustancia, no deberían importarle. Dios no debería ponerse a discutir con sus seres creados ni darles explicaciones sobre como ordenar sus designios, pues sería como explicar a un niño la revolución francesa en detalle o que participara en una asamblea de vecinos sobre el tejado de la comunidad o el ascensor. En una palabra, rebajarse demasiado.

Sin embargo que sea celoso no lo hace diferente de otros dioses simplemente que tiene esa característica así como otros dioses tienen otras. Por lo tanto copia el proceder humano en la creación de los diferentes dioses simbólicos que necesita para entender la realidad. El Dios cristiano comparte pues con el resto de los dioses muchas de sus características y es parecido a todos los anteriores inventados, con los cuales comparte su forma de ser en un alto porcentaje, así como su proceder.

politeismo4En la particularidad del Dios cristiano encontramos también su avatar Jesucristo es una encarnación en cuerpo de hombre de la representación de un Dios. Está habilidad de aparecerse como humanos y pasear entre ellos era bastante común en los relatos que conocemos. Los dioses podían cambiar de forma adoptando formas como humanos e incluso a veces transformándose en elementos de la naturaleza o en animales para ejercer su influencia divina o simplemente divertirse.

Del mismo modo podemos ver que el Dios cristiano adquiere varias formas a lo largo de su historia. Ejemplos son convertido en Espíritu Santo, en Dios Padre o en su avatar Jesucristo su Hijo. O a través de sus formas derivadas donde usa mediadores o mensajeros, como apariciones, milagros o ángeles.

La parte politeísta que podemos encontrar en la antigüedad o polimorfa, se refleja a través de los santos, Los ángeles y otro tipo de pseudodivinidades que acompañan al Dios Padre que este caso no es Zeus Dios de los cielos y del rayo, la luz, pero lo imita.

Como en la antigüedad, también había diosas y no solo dioses así veremos este reflejo por ejemplo en la Virgen María que tenía cualidades propias y poderes propios de sus características especiales. Además para abarcar a todo el elenco de posibilidades los ángeles son seres asexuados que tanto funcionan como hombres o como mujeres dependiendo de las necesidades de guión y la enseñanza que se pretenda trasmitir. Pues no hay que olvidar, que todas las religiones pretenden moralizar y formar el pensamiento de sus seguidores, por ello se recurre a historias mitológicas o parábolas.

politeismo2La representación de la lucha con otros dioses está interpretada por su antagónico el demonio o los diferentes demonios que forman parte del inframundo, que en este caso no es hades, y que se oponen a la voluntad de este dios particular.

Por supuesto que en el caso del dios católico todos los que estamos somos sus esclavos servidores cómo ocurría en la antigüedad con los señores o gobernadores que tenían esclavos pues los dioses no son ni más ni menos que un reflejo de una sociedad mitificada o idealista. No por ello necesariamente perfecta ni justa.

Para terminar, concluir en que todas las posteriores influencias filosóficas y religiosas de modelos occidentales y orientales sobre Dioses, por ejemplo maniqueistas, llevarán a ir definiendo aspectos de la interpretación divina que se quiere proponer. Es el caso del constante cambio al que se ven sometidas las religiones vigentes o no, donde aparecen y desaparecen cosas como el limbo, porque en un momento concreto deja de convenir esa parte poco satisfactoria de la definición del Dios inventado.

Imprimir

Manual para conseguir la felicidad

manual1

El texto de hoy pretende indagar en cada persona para intentar descubrir que es la felicidad y como se consigue. Sin embargo, al ir enunciando las diferentes preguntas, estas  mismas acotaran un concepto tan amplio y especulativo.

Intentemos responder a estas preguntas:

manual2DEFINICIÓN:

¿Qué es la felicidad? Antes de seguir leyendo intenta responder con tus propias palabras a esta simple pregunta.

Si ya lo has hecho, continuamos…

Lo cierto es que no hay una sola definición de felicidad, porque para cada persona es diferente dependiendo de sus circunstancias, su experiencia y su aprendizaje vital.

Para empezar a responder a esta pregunta de manera metódica y encontrar nuestra propia felicidad, lo primero que deberíamos hacer es una lista con los sucesos que nos han hecho más felices a lo largo de nuestra vida. Esto nos permitirá separar el grano de la paja. Pues lo que aparentemente nos hace felices quizá no lo sea tanto.

(LISTA Nº1)

LAS METAS:

Vamos a plantearnos un objetivo sencillo, ¿Cómo conseguimos la felicidad diaria? Deberíamos hacer algo diariamente que nos reporte felicidad, o por lo menos nos encamine hacia ella. Para eso debemos plantearnos una serie de metas a corto, medio y largo plazo y empezar a ser sistemáticos para lograrlo.

(Metas u objetivos Nº2)

¿Qué cosas nos hacen más infelices?

Se supone que si quitamos de nuestras vidas todo aquello que nos hace infelices adquiriremos un estado neutro de no infelicidad, aquello que nos estaba restando. Así que deberíamos hacer una segunda lista con las cosas que no queremos hacer y que deberíamos quitar. Aunque a veces, como es lógico, no todas se pueden quitar. 

Hay que considerar un apartado especialmente importante llegado a este punto, son los factores emocionales. Pues en muchos casos nos rodeamos de personas tóxicas que nos privan de un estado de calma y equilibrio. Hay que intentar quitar de nuestras vidas a este tipo de personas en la medida de lo posible, y si no lo es,  porque se trate de un familiar cercano o similar, ponerlos en cuarentena psicológica, e intentando mantener una relación lo más aséptica posible para evitar engancharnos en absurdas discusiones y berrinches.

manual3(Lista Nº3)

¿Lo que nos hace felices a unos, hace infelices a los demás?

La siguiente cuestión debería ser buscar nuestra felicidad intentando mantener un equilibrio con el entorno y nuestros semejantes. En algunas cosas es más estratégico ceder y realizar ciertas tareas para ahorrarse discusiones, mal estar y pérdidas de tiempo. En otros casos la felicidad es un estado utópico de sociedad, por lo que chocará con las formas de ver la realidad que tiene cada uno. Pero lo cierto, es que hay que recordar que nadie está en posesión de la verdad absoluta. Así que tienda a escuchar lo que le rodea, y aprenda a adaptarse.

¿El dinero da la felicidad?

En la búsqueda de la felicidad, hay que ir desterrando ciertos mitos. Muchas personas creen en un principio, que los bienes materiales y las posesiones físicas, dan un estado de felicidad a través del confort y las experiencias que pueden  llegar a generar. En parte es cierto, pero no del todo, pues cuando adquirimos objetos al mismo tiempo nos atamos a ellos y a la idea de no perderlos. Lo cual nos genera preocupaciones, inseguridades y envidias.

El dinero atrae a ciertos individuos que no ansían nuestra amistad, y el mundo de las apariencias, oculta al verdadero mundo de las amistades. Desconfiar de si estarán con nosotros por cariño o por interés nos hará empezar a no saber dónde estamos. Nuestro nivel económico superior, hará que no nos relacionemos con personas menos poderosas que nosotros, pues esos no nos podrán seguir en determinados ambientes, restaurantes, viajes, etc, y tengamos que invitarles si queremos que nos acompañen, pero eso herirá su orgullo y rehusarán a la larga. Esto nos obligará a hacer nuevas amistades y ya no sabremos donde situarnos ni quien está a nuestro alrededor. Y por si todo esto fuera poco, tenderemos a representar y a intentar estar a la altura de las circunstancias y ambientes que nos rodean, lo que requiere, una adaptación de estilo, vestuario, y un largo etcétera de cuestiones.

¿El trabajo da la felicidad y la jubilación nos la quita?

Aparentemente trabajar, es un aspecto importante para sentirnos útiles en la vida y conseguir un sustento para el día a día. Pero claro está siempre que no seamos trabajo adictos, o nuestras condiciones laborales no sean precarias. Estar en el paro, es sin duda un punto negativo de cara a conseguir la felicidad siempre que lo necesitemos para sobrevivir y no tengamos una fortuna que nos respalde. Y también sería infeliz que nos mantuviera otra persona pues se crearía una relación de no equilibrio entre tú y la persona que te da de comer. Y a esa persona no la puedes tratar con objetividad sino con miramientos. Así que para conseguir tu libertad deberías ser autónomo en la vida.

Sin embargo, cuando llegamos a la jubilación, algunas personas se deprimen, y esto es porque se consideran que han dejado de ser útiles para la sociedad. Esta apreciación psicológica, lleva detrás una pérdida de poder y desubicación. Posiblemente, el problema esté en que esa persona se volcó demasiado en aquello que hacía, y no en lo que hacía para sí mismo a lo largo de la vida. El desarrollo personal es tan importante como el trabajo. Y por eso debería ir de manera paralela. Desarrollar actividades y hobbies personales que nos realicen como personas, independientemente de quien nos rodee. Pues terminado el trabajo, muchos se vuelcan en la pareja, en los nietos, o quienes tienen alrededor agobiándolos puesto que no desarrollaron un espacio personal en la vida.

La salud, lo sensorial y los placeres:

Tres cosas hay en la vida, pero no como dice la canción, que ya percibimos equivocada…

A lo largo de nuestra vida, la salud juega un importante papel y debemos hacer lo posible para mantener un cierto equilibrio entre cuerpo y mente.  Comer sano, hacer deporte, etc. Aunque a veces nos vienen accidentes que modifican nuestra estructura o simplemente son congénitos. Hay que aprender a adaptarse sin duda a lo que nos pase.

Lo sensorial, por otro lado reduce nuestras posibilidades de disfrute en el día a día. Así que hay que compensarlo con la introspección o dicho de otra manera fijándose en los detalles.

Los placeres no son lo mismo que la felicidad. Pero a veces lo confundimos. Los placeres no siempre son buenos, y muchas veces tienen relación con el deseo. La felicidad es un estado general que se logra con trabajo y esfuerzo. Sin embargo, cierta dosis de placer redunda en nuestra felicidad.

manual4El DESEO:

¿Conoce alguna persona que no sea feliz nunca?

La respuesta es sí, y esto es porque son maximizadores, nunca están contentos con el resultado, y siempre quieren lo mejor. Este nivel de exigencia hace que todo lo que le rodee se vuelva negativo.

Por el contrario, otras personas, se conforman con lo que tienen y además le sacan partido. Hacen de la merma una posibilidad de crecimiento y descubrimiento. Reciclando materiales, inventando, o simplemente aceptando que aquello que tienen es más que suficiente para sus necesidades, y que no necesitan tener algo mil veces mejor, porque no le van a dar más utilidad que la que le daban a lo que ya tenían.

Cuando hablamos de personas y no objetos, todavía es peor, porque algunas personas nos quieren cambiar para hacernos mejores a su parecer, y se convierte en un infierno de aceptaciones y desaprobamientos.

PAREMOS AQUÍ UN MOMENTO PARA HACER AUTOCONCIENCIA…

¿Qué nota te pondrías de 1 a 10 en tu grado de felicidad?

Siendo 10 la máxima nota, y 1 la mínima.

Espero que la respuesta se acerque a 10, pero en la mayoría de los casos, estará en un punto intermedio. Y esto es porque cuando cogemos perspectiva, relativizamos sobre los logros conseguidos en el pasado, y lo que nos rodea en el presente. Las perspectivas de mejora, solo inciden en la motivación personal, pero también son ponderables.

Las emociones y el cómo nos sentimos, están muy presentes en esta nota actual.  Somos seres sintientes, además de racionales, y ponderamos nuestras emociones a lo largo de nuestra vida pero también a través de las emociones  actuales.

¿El amor influye en la felicidad o la empeora?

La respuesta parece obvia, sin embargo no lo es. Muchas veces nos embarcamos en relaciones personales y sentimentales, y estas son complejas como lo son las personas.

Sin amor hay quien dice que no se puede vivir. Tampoco es cierto en un sentido singular, pues hay muchas representaciones y tipos de amor. Pero en forma genérica, el amor aporta cierto grado de felicidad o sufrimiento a nuestras vidas. Por ello, para conseguir nuestra felicidad, deberíamos conseguir que los que nos rodean fueran también felices en cierta medida. Es decir, que la felicidad no depende únicamente de nosotros, y tenemos una responsabilidad hacia el mundo que nos rodea.

Pero sin duda, no conviene persistir en relaciones tóxicas como antes dijimos. Más fácil es buscar una nueva relación sentimental que machacarse en una agotada.

¿Es el enamoramiento la mayor fuente de felicidad?

Cuando lo estamos, vemos todo con un optimismo enajenado, en cierto sentido, es un estado de ánimo hacia lo que nos rodea y somos más flexibles con el entorno y con las cosas que nos pasan. No priorizamos igual el resto de labores, y nos tomamos la vida con otra tranquilidad pero sobretodo con otro espíritu.

Deberíamos recordar esta visión vital, para cuando no lo estuviéramos, y relajar nuestros estados de autoexigencia en general y aprender de ellos.
Cuando se pase el enamoramiento, aparentemente dejarás de ser tan feliz.

Lo curioso, es que aunque la felicidad parece tener un tope, siempre habrá cosas que nos hagan feliz por encima de aquello que éramos pues, en realidad la felicidad, no es una puntuación sino una suma de sucesos apilables unos encima de otros.

LA AMISTAD:

Cuantos más amigos tenemos, independientemente de las parejas, más felices somos. Porque somos seres relacionables.

Por ello, deberíamos hacer nuevos amigos siempre, pues cuantos más tengamos, más equilibrados y más nota nos pondremos en la felicidad.
Por otro lado, necesitamos a las personas para compartir, nuestros éxitos, nuestros logros, así como las penas y las tristezas, pero también pasar el tiempo y que nos acompañen en nuestro devenir.

Ante la ausencia de la relación sentimental, o para contrastar lo que nos ocurre con ella. Para suplir la falta familiar o simplemente por diversión y ayuda desinteresada.

Los amigos están ahí porque te aportan cosas que nunca les pediste. Y esta es la mejor manera de reconocer quienes lo son.
Por ello, es tan importante vigilar cuáles son tus propios valores en la vida porque las decisiones y comportamientos negativos, nos llevarán a una espiral de dolor e ira. La conciencia ha de estar tranquila y así poder tener auténticos amigos y no intereses parciales.

manual5LA MUERTE:

A medida que nos hacemos mayores, personas queridas van desapareciendo, la muerte nos ayuda a entender, que es lo verdaderamente importante, y da sentido a nuestra vida. Distingue entre lo importante y lo irrelevante. Hace que nos demos cuenta de… ¿Qué es lo que queremos en nuestra vida para nosotros mismos? ¿Qué es lo que nos queda por hacer y nos gustaría hacer antes de que todo esto se acabe? ¿Dónde estamos gastando nuestras energías inútilmente y no queremos?

Por otro lado, la muerte nos enseña que tenemos que hacer siempre nuevas amistades para entender que la vida no termina con unos pocos seres queridos, y que el mundo está lleno de maravillosas personas y vidas.

Pero si algo valoramos de la muerte, es que termina con el sufrimiento de nuestros seres queridos y se produce un descanso para todos de manera natural.

LA LIBERTAD:
No sabemos lo importante que es la libertad en nuestra felicidad, hasta que nos falta. La falta de movilidad o de tiempo nos hace infelices, pero también la incomprensión de el porqué no somos libres. Hay con aprender, y conocer porque solo el conocimiento y la introspección nos libera de las cárceles físicas o mentales. Y esta no es una tarea sencilla, pues hay que realizarla a través del tiempo y la dedicación. Para ello hay que acercarse a la cultura y progresar como individuos en el saber. Ya en el Oráculo de Delfos se decía… “Conócete a ti mismo” y no te olvides de conocer todo lo demás que puedas, pues así podrás abordar mucho mejor los problemas que te puedan surgir, ya sean circunstanciales o psicológicos.

Por otro lado, el exceso de tiempo, también puede suponer un problema si no sabes que hacer con él, pero la respuesta es la misma. La cultura.

manual6LA IDENTIDAD:

A veces el problema radica en tu dicotomía de identidad respecto de la cultura en la que estás inmerso. Ya sea de tipo sexual, cultural, racial, de género, religiosas, etc. Si tus diferencias sociales con el entorno son muy acusadas te sentirás un vicho raro respecto de todo lo que te rodea. Pero ahí el problema no eres tú. Sino a los cambios sociales que se deberían producir hacia la tolerancia. Lo único que puedes hacer es sobrevivir, adaptarte, y cambiar la sociedad.

LOS ERRORES:

Aparentemente los fracasos en nuestra vida, son una fuente de infelicidad, ¿no?

Lo curioso, es que con el paso del tiempo, los errores o meteduras de pata, se acaban superando, y la perspectiva vital, hace que hayamos aprendido mucho de ello y aunque cuando lo pasamos fue un calvario, lo curioso es que muchas personas no cambiarían sus experiencias vividas positivas, pero tampoco las negativas. El crecimiento personal, es muy positivo, y nos enseña lo que no queremos también.

LA FÓRMULA DE LA FELICIDAD:

Si navegas por internet, con estas simples palabras, encontrarás escritos, que nos dicen como ser felices.

Muchos filósofos y pensadores recogen frases o comentarios sobre cómo alcanzar la felicidad.

Algunos de ellos se podrían resumir, diciendo que la felicidad para ellos depende de…El equilibrio, el conocimiento, la ausencia de miedo, la paz interior y mundial, la educación, la adaptación inteligente, la vida afectuosa y sensible, la ética, el desarrollo del sentido de la responsabilidad, tener objetivos humanos y en algunos casos divinos.

Sea como fuere…Tu nivel de tolerancia y percepción es relativo lo importante es la adaptación a los acontecimientos cambiantes.

Vamos avanzando hacia un nuevo estadio que nos proporcione nuevas formas de felicidad pues el sujeto es un sujeto cambiante y nunca es el mismo sino que depende de las experiencias que vaya teniendo.

manual7SOLUCIONES QUE INFLUYEN EN TU FELICIDAD:

De tipo personal:


- Circunstanciales.(Saber adaptarte a lo que te toque vivir).

- Experienciales. (Saber lo que te hace feliz y dedicarte a ello).

- Psicológicos. (Conociéndote a ti mismo a través de la introspección y no solo la autocrítica).(Optimismo, resistencia, voluntad, tolerancia, el miedo, el control sobre tu vida, autorrealización, meditación y tranquilidad).

- Físicos (Adaptando los complejos, movilidad, aspectos sensoriales).


- Capacidades personales. (Desarrollarse y cultivarse).

- Desarrollo del individuo. (Para conseguir la autoconciencia y el estado ético que me permita alcanzar la paz).

- Vitales. (Respaldando actividades que hagan crecer a la sociedad).

- Placeres/Dolor. (Tocarse, comunicarse).

DE TIPO SOCIAL:

-Familiares.

-Conyugales

-Sociológicos

-Culturales

-Políticos

-Religiosos

-Económicos

manual9FACTORES EN CONTRA DE LA FELICIDAD:

La guerra.

El hambre.

La enfermedad.

La muerte.

El sufrimiento.

El deseo.

La tristeza o melancolía.

La ignorancia.

La injusticia.

Las relaciones tóxicas.

La incomodidad.

El miedo.

La falta de equilibrio físico, mental, emocional, espiritual, etc.

La privación de libertad.

EL ÚLTIMO EJERCICIO:

Otórgale un valor de 2 puntos a cada uno de los dedos de tu mano.

Dale un 0 si el dedo está totalmente bajado y no tienes ese aspecto bien.

1 Si lo tienes regular.

Y un 2 si lo tienes estupendo.

Al sumar todas las puntuaciones habrás obtenido una nota de 0 a 10 y sabrás si tu estado general es de aprobado o no.

Cuantos más dedos estirados tengas más feliz serás en tu vida.

manual10

*El dedo físico, se refiere a la salud, la movilidad física, y lo sensorial.

Imprimir

Placeres inmediatos, placeres sublimes

placeressublimes1
“El fin de la vida humana es procurar el placer y evadir el dolor, pero siempre de una manera racional, evitando los excesos, pues estos provocan un sufrimiento posterior”. (Epicuro 341-270 a.C.)

Desde la antigüedad ya se habla del placer y del cómo conseguirlo. Epicuro nos traslada su doctrina haciendo una primera clasificación muy acertada, los define como:

Los naturales y necesarios: las necesidades físicas básicas, alimentarse, calmar la sed, el abrigo y el sentido de seguridad.

Los naturales e innecesarios: la conversación amena, la gratificación sexual y las artes.

Los innaturales y necesarios: como el dinero, los bienes.

placeressublimes2Los innaturales e innecesarios, que considera superfluos: la fama, el poder político o el prestigio.

Lo que es cierto, es que si trasladamos la pregunta a las personas y hacemos una encuesta,

¿Qué es lo que te da placer?

La mayoría de las respuestas tienen que ver con el deleite de los sentidos.

La vista, el oído, el gusto, el olfato y el tacto.

“Me gusta la contemplación de…”

“Escuchar…”

“Saborear una buena comida…”

“La fragancia de determinadas flores o la tierra mojada”

“Sentir a la persona que amas, o acariciar un escultura”

En el siguiente nivel, se encuentra aquello que nos hace vibrar y sentirnos vivos normalmente en relación con el movimiento o con el movimiento de nuestros sentimientos, así como el sentirnos en calma y de manera reposada y equilibrada.

“La emoción de sentir la velocidad…”, “Bailar”, “Reirme”, “Dormir”, etc.

placeressublimes3El siguiente nivel, está relacionado con las relaciones humanas y con la comunicación, pues simplemente la posibilidad de socializarnos supone un deleite y un gozo con nuestros semejantes. Siempre que, el entendimiento sea mutuo y equilibrado, pues en caso contrario una de las partes acabaría aburriéndose con el discurso del otro.

El cuarto nivel está íntimamente relacionado con el entendimiento, pero tiene un carácter traicionero, pues cuanto más sabemos de algo más nos cuesta disfrutar de un producto de calidad, pues nuestro carácter se vuelve más crítico y diferencia entre lo que es más perfecto y lo que no lo es tanto. Pero al mismo tiempo, cuando encontramos un producto más perfecto el grado de satisfacción es mayor y podríamos decir que el placer se acerca más a lo sublime.

La ignorancia por el contrario, hace que aquellas cosas que no entendemos, puedan proporcionarnos placer, aunque sean altamente imperfectas. Pues no sabemos cuáles son las características que deberían tener para ser mejores. Así la propia experiencia y la capacidad de comparar, nos dará cada vez un nivel menor de tolerancia al placer, y cada vez será más difícil alcanzarlo.

Al mismo tiempo, la ignorancia misma, puede hacer que no disfrutemos de un determinado producto, como podría ser un concierto de música moderna, por no entenderlo o encontrarnos fuera de contexto.

Dicho de otro modo, la divergencia del conocimiento respecto de la pieza de consumo placentera, no debería diferir demasiado de nuestro entendimiento.

placeressublimes4ANTINOMIAS:

Si observamos el placer desde el punto de vista de lo contrario, el dolor o el sufrimiento. Podremos entender que la ausencia de dolor o de sufrimiento, en cierto sentido, nos reportará también placer.

Así, estableciendo una escala antinómica entre el dolor y el placer encontraríamos la siguiente clasificación.

Dolor - Ausencia de dolor - Retirada de placer – Placer.

Simplemente aclarar, que la retirada de un placer como disfrutar de los pasteles, sería una forma indirecta de sufrimiento mental.

Ahora bien, el ejemplo del pastel, es estupendo para comentar la idea del gambito que nos acerca a los placeres sublimes.

La idea es sacrificar un placer inmediato como el comerse un pastel, por una idea mayor, adelgazar.

Aparentemente la retirada de un placer debería proporcionarnos cierto grado de frustración y sufrimiento, pero al mismo tiempo, lo sublime de conseguir un objetivo mayor, hace que nos reporte cierta cantidad de placer a la larga, en la medida que vamos adelgazando y vemos que nuestro cuerpo se parece a aquello que queríamos conseguir. Siempre y cuando esta sea nuestra meta.

placeressublimes5Cuando el sacrificio es por el bien común. Y renunciamos a parte de lo nuestro por crear un mundo mejor. Entonces el placer empieza a manar a nuestro cerebro. Y sentimos descargas eléctricas que gratifican nuestra mente, e incluso perduran en el recuerdo para el resto de nuestras vidas. Esta es en potencia una de las claves de la felicidad, darnos a los demás.

Un caso especial, sería el de la sexualidad. Es evidente nuestra necesidad de afecto y de cariño. Pero no tanto la necesidad de sexo.

El sexo por sí mismo, sin amor, puede resultar en muchos casos vacío, y dejar una gran sensación de ansiedad o desilusión, incluso aunque este haya sido placentero en su realización.

La necesidad de intimar y comunicarse es mucho más intensa, que la sexualidad por dinero o promiscua. Incluso, en algunos casos, aunque haya cierto grado de interacción o relación, si la realidad no llega a algo más desde el punto de vista de convivencia, tendremos una amplia sensación de perder el tiempo. Porque en el fondo lo que buscamos es poder compartir y contar con esa determinada persona. La necesidad de sentirnos acompañados.

En la búsqueda del placer, deberíamos tener en cuenta siempre la idea de disfrutar centrándonos plenamente de aquello que estamos haciendo. El deleite de los pequeños detalles, y no de abarcar una gran cantidad de experiencias que pasan rápidamente, dejando una huella muy pobre en aquello que vivimos.

Cuantas más cosas realicemos en nuestra vida, más difícil será alcanzar los placeres, porque estos se volverán más complejos y difíciles a medida que se acerquen a la perfección.

placeressublimes6Por ello, deberíamos investigar y ampliar nuestras fuentes de placer, probando diferentes actividades que no hayamos probado antes.

La ausencia de placer puede llevarnos a intentar anular los sentidos con el consumo de determinadas drogas o sustancias que emboten nuestra percepción, en un intento de buscar nuevos placeres inmediatos relacionados con las sensaciones y sus efectos químicos placenteros o para olvidarnos de nuestros sufrimientos o dolores.

Pero sin duda lo realmente interesante es buscar placeres sublimes que completen nuestra persona, ya sea en una búsqueda hacia el interior del yo, o en la búsqueda hacia el exterior y la comunicación.

El conocimiento, el entendimiento, el arte, y por último el más sublime de los placeres, el gambito o sacrificio por el bien común dándonos a los demás.

Imprimir

lanochemasoscura