daniel

La prisa de los jubilados

Día uno de mes. Los jubilados abarrotan el banco. Copan los asientos de espera con sus esfínteres temblorosos. Sus manos arrugadas sostienen los billetes con su número de turno. Atestan las cafeterías aledañas mientras sus muertes se aproximan un poco más. Tienen prisa. Mucha prisa. Son como un superorganismo ansioso. Tienen prisa, mucha prisa. Van aprisa. Como la mierda descompuesta sale del culo. Están muy apurados. Los clasificadores de plástico con las doscientas pastillas que toman al día les esperan en sus hogares. Les esperan tardes interminables de aburrimiento insondable. Les esperan las jjubilados2películas de sobremesa de Antena tres. Les esperan las esquelas en los periódicos de sus amigos. Catéteres y parches de morfina. Día uno de mes. Hay que ir a cobrar porque no hay que hacer esperar a la muerte. Coños y pollas resecos por los años. Ojos que ya casi no ven. La oficina abre a las ocho de la mañana. Varios jubilados guardan fila desde las siete. En silenciosa formación hacia la podredumbre. En riguroso orden hacia el olvido. No vaya a ser que se termine el dinero. No vaya a ser que pase algo. Tienen mucha prisa por abrazar la oscuridad. Sus desapariciones anónimas les embriagan. Yonkis de la tristeza, de las salas de espera de los hospitales. Boinas y bastones. Alzheimer. Cánceres que se los comen vivos por dentro mientras piden sus descafeinados de sobre templados con sacarina. Viejos. Viejos de mierda. Abuelos xx que protagonizan poemarios de poetisas que nadie quiere follarse. Máscaras de arrugas que un día fueron rostros, entubadas con total asepsia. Color blanco. Enfermeras con caras de perros. El doctor Garrido y su mal aliento matutino. Bastones y Torremolinos.

jjubilados4Comienza un nuevo mes y es día de ir a cobrar. Los ancianos son precavidos. Podría irse todo a la mierda de repente y a lo mejor se quedarían sin efectivo para comprarse pañales. Hay que hacer los ingresos del seguro de deceso. Hay que guardar el dinero bajo el colchón. Hay mucho que hacer en el país de los moribundos. Hay que ser el más veloz en la carrera de tullidos. Cerdos que van en fila hacia el matadero. Los viejos no atienden a razones y pueden incluso hacernos creer que no les preocupan nada sus inminentes agonías. Y la agonía en la sociedad actual es terriblemente larga y cruel, antinatural, gracias a los estupendos avances de la ciencia. Los jubilados se cuelan en el banco o en la charcutería en cuanto perciben la ocasión. Te pedirán una y otra vez si los dejas pasar antes porque van a hacer una gestión muy rápida. Tienen cosas que hacer: dar de comer a las palomas en los parques, contar sus anécdotas, leer todos los periódicos, ver las telenovelas, hacer la comida y la cena a la vez, llamar por teléfono a sus hijos, ir a misa, resolver crucigramas, pedir cita en el médico, comentar todas las obras de la ciudad, dormir interminables siestas... y, sobre todo, sentir esa prisa insondable porque la parca los atenaza. Hay que hacerlo todo ya, hay que ser el primero en todo. Porque puedes espicharla en cualquier momento.

Jubilados del mundo, ¿por qué no afrontáis la muerte de frente, mirándola a los ojos? Jubilados de mierda con las vidas resueltas y acabadas, ¿por qué no le echáis huevos de una puta vez?

Añadir comentarios

Gente en la conversación

  • Invitado - xaquin

    tienes mucha razón, yo creo que seriamos mucho mas felices palmándola como máximo a los 50 años. Despues de esas edades,por degracia, ya perdedemos parte de nuestra autonomia personal.
    Pero, tu lo has dicho, nos faltan huevos.....................

  • Invitado - Mónica

    Seguramente esas personas no tienen acceso nadie que les acompañe en ese camino y no todo el jubilado es esa amargura... que triste la vida a través de tus ojos . Ayudarme en lugar de hundir

  • Invitado - Alonje

    Este escrito es una falta de respeto gratuíta, debería ir a un psiquiatra, proque destila odio por sus mayores. Y tú también llegarás a mayor...

  • Invitado - Pac

    Detestable artículo de pésimo gusto , absolutamente irrepetuoso con la dignidad humana . Ya le llegará al autor esa edad , y estaría bien que relellera entonces su propio artículo , ya que nunca es tarde para arrepentirse uno de sus propias insensateces

  • Invitado - Viernes

    INFAME, de mal gusto y con una imagen de la gente mayor muy alejada de la realidad; no le vendría mal informarse y documentarse un poquito antes de vomitar en el teclado tanta m....... http://www.fundacionpilares.org/
    http://envejecimiento.csic.es/

  • Invitado - David

    Una falta de respeto absoluta hacia nuestros mayores aderezada con formas de poeta de alcantarilla. Das mucha pena, chaval, háztelo mirar.

  • Invitado - Edgardo

    Pues lamento discrepar, porque sí, generaliza el texto, pero dejando de generalizar mi abuelo es "mayor" y es un hijo de puta, independientemente de ser o no viejo, y Daniel lo describe perfectamente en el texto. Haceroslo mirar vosotros, buenistas del mayor...

  • Invitado - xaquin

    tengo 63 años y no acabo de entender porque a muchos les escandaliza tanto este articulo que, simplemente, por desgracia y con las debidas exceciones, refleja fielmente el comportamiento de nosotros, los mayores. Trabajé durante 40 años en una Entidad Fiinanciera y aseguro que temia los dias primeros de més en que pagabamos las pensiones, con jente gente a las 7 de la mañana esperando la apertura de la oficina a la intemperie, colas, peleas y riñas, las he visto diariamente, con un comportamiento nada acorde con personas civilizadas. En los supermercados se me han querido colar infinidad de veces con toda la cara. Pienso que el autor simplemente ha dicho una realidad que yo suscribo y no es entendible esas prisas y desconfianzas. A mi personalmente, me es mucho más facil entenderme con jente joven que con personas de edad. Y no hagamos como cierto presidente de una ONG, de muy avanzada edad que dá de comer a los desfavorecidos y en su casa tenia a su empleada de hogar, como en los tiempos de Kunta Kinte. Dejemonos ya de tanta hipocresia.

  • Invitado - Pac

    Afortunadamente la mayor parte de la sociedad no tiene esta visión, ni la de los últimos comentarios. Si algunos jubilados están a la puerta del banco el día 1 es porque han vivido épocas de hambre, de privaciones, de falta de libertad y de abusos de poder; y ahora no se fían ni de su padre. ¿ No te pasaría a ti lo mismo en sus circunstancias ?. En cualquier caso son muchísimos más los que reciben su pensión en su casita cómodamente vía transferencia bancaria , así que no generalicen.
    Y por supuesto, esto se podría haber contado con respeto a la dignidad humana y un poquito de gusto, y no con insultos , humillaciones y falta de respeto.

lanochemasoscura