pizzati
  • Home
  • Sonámbulos
  • CARLO PIZZATI
  • El Quinto Pino

La drag queen india que transforma la danza en política

drag1

La artista que se hace llamar Ejemplar del Arte Sofocado empezó a bailar a los cinco años. “Había visto una película en la que la heroína, rechazada por el héroe, grita como una loca y, luego, se pone a bailar. Comprendí que, para expresar tu propia rabia, tienes que bailar. Así que, cada vez que no me daban chocolate, chillaba y bailaba.”

drag2Desde que era pequeño, Patruni Sastry le robaba los vestidos a su hermana pero, al contrario que muchos otros niños, sus padres se lo permitían e, incluso, lo secundaban: su madre se ocupaba del maquillaje y su padre era el que le hacía las fotos. Con el paso de los años, estudió las danzas Bharatnatyam, Odissi, Butoh y la contemporánea. A los catorce, montó su primer espectáculo vestido de mujer. Al acabar los estudios, encontró trabajo en Hyderabad como analista para Deloitte. Y allí dio con el modo, en conferencias Ted X, de representar los gráficos de datos financieros a través de la danza para, con una coreografía ritmada, explidar las dinámicas de los negocios. Con apenas veintiún años, organizó los primeros espectáculos drag de la Hyderabad de nuestro tiempo. Y es que Sastry afirma que, en la India, las performances de hombres vestidos de mujer siempre existieron: “Hay quien dice que la drag sea una cosa de occidentales. No estoy de acuerdo. En la India, estas manifestaciones empezaron ya en el 2000 a. C, con una secta que se inspiraba en el Natyashastra, el texto teórico sobre el teatro clásico indio más antiguo e importante, danza y música incluidas. Los colonizadores británicos fueron los que nos lo robaron.”

drag4Lo que ha conseguido, pues, este joven de veintiocho años de Bengala Occidental es la deseada fusión entre arte y política. En los vídeos que ha colgado en las redes sociales (en Instagram, él es sas3dancingfeet) explica que el género "no es un continuum y tampoco un concepto binario que cree una fractura entre condiciones, sino que que se trata de algo fluido."

Es por ello por lo que ha fundado el movimiento Dragvanti, inserto en la línea de las representaciones drag conocida como Tranimal. Se trata de un movimiento anti-glamour y anti-chic, que se manifiesta contra los privilegios y la ostentación de artículos de lujo y juega a sabiendas con los conceptos de rechazo, fealdad e identidad deformada. “Creo un look que descalifica lo binario. Un hombre que se viste de mujer es una drag queen; una mujer que se viste de hombre es un drag king, pero, si te vistes de manera abstracta como yo, eres un drag no binario. Con las cosas que tienes a mano, creas un nuevo look no binario, sin género ni privilegios, porque no haces ostentación de artículos lujosos.” Es, pues, una idea que se compadece con un país que tiene todavía más de 600 millones de pobres y con la que se deslinda la libertad de la fluidez de género de la clase social a la que uno pueda pertenecer.

Imprimir

La abuela viajera 'low cost'

abuela1

Abuela, esposa, madre, hija, cocinera, niñera, trabajadora. Basta. Después de una vida aguantando las quejas constantes de un marido rácano y machista, Su Min, le ha pegado un giro a su vida a los 56 años y se ha hecho famosa en pocos meses. Metro cincuenta, coleta y zapatillas de felpa cómodas, Su creció en el Tibet ocupado y, cada vez que perdía la camioneta escolar, tenía que atravesar abuela215 kilómetros de territorio montañoso, envidiando a los camioneros que la adelantaban a toda velocidad mientras soñaba con salir de ahí como fuera. A los 18 años, se muda al Henan para trabajar en una fábrica con su padre. El matrimonio me concederá la libertad, piensa. Así, a los 23, se casa con alguien a quien había visto sólo dos veces. Pronto llegarán los gritos y los golpes. Él desaparece días enteros y, si ella le pregunta dónde, la cose a puñetazos, guantazos y sillazos. Un día, le rompe la nariz de un escobazo. Lo único que hace la pobre es cobrar. Cuando la hija empieza a ir al colegio, la pareja decide vivir en camas separadas. Con el tiempo, nacen dos nietos gemelos y, entonces, se mudan a la casa de la hija para dormir en una misma habitación pero en una litera: ella arriba y él debajo. Cascos y teléfonos móviles. Su Min ha ahorrado lo suficiente para comprarse un utilitario blanco. Y todavía le quedan tres mil euros en la cuenta. En el transcurso de una enésima discusión, se desmaya. El médico le diagnostica depresión y le receta psicofármacos. Su se aficiona a las novelas de ciencia ficción y a las telenovelas de Corea del Sur, pero también estudia vídeos sobre cómo viajar en solitario y encarga por Internet una tienda para montar en el techo del coche, un hervidor de arroz de viaje y un frigobar. Cuando, el pasado mes de septiembre, los nietecitos entran en la guardería, anuncia a los suyos que el ángel de los fogones los manda a freír monas. Y decide, en primer lugar, visitar su país. Sola. Empieza una vida en la carretera, al volante de su utilitario. abuela3Y le dice adiós a los psicofármacos. Con una pensión de 300 euros al mes, se paga el carburante y la comida, duerme en los aparcamientos, evita los peajes de las autopistas. Y filma con su celular la aventura de una "Cincuentona viajando en coche”, canal YouTube con más de 1,6 millones de seguidores. Recorriendo China desde hace ya seis meses, de las playas tropicales a las selvas de montaña, es la inspiración de muchas mujeres con su vídeo-diario íntimo sobre los abusos y las frustraciones de la vida doméstica y los gozos de la libertad recobrada. El 8 de marzo, día de la Mujer, la página de productos de lujo Net-a-Porter la contrata para que dé su testimonio pues Su integra dos fenómenos contemporáneos: el impacto de Internet y la asunción de la igualdad de géneros. A quien le pregunta: “¿Dónde está tu marido?” Su Min le responde radiante: “Está en casa jugando al ping-pong. Tenemos aficiones diferentes.” Y sigue adelante. Porque ha redescubierto un antiguo secreto: la mejor venganza es encontrar su propia felicidad.

>>Publicado en italiano en “Specchio,” suplemento dominical de La Stampa y de los diarios del grupo Gedi.<<

Imprimir

21 años, comunista y alcaldesa más joven de India

kerala1

Saludó al pleno municipal en pie, puño en alto y con una sonrisa que derramaba la alegría por la victoria. Gracias al apoyo del partido en el que milita desde quinto de primaria, se ha convertido a sus 21 años en la alcaldesa más joven de la India, elegida para gobernar Trivandrum, la populosa capital del Estado de Kerala, rebautizada con el nombre de Thiruvananthapuram.

kerala2Arya Rajendran es una exponente del otrora Partido Comunista Indio de corriente marxista, que se escindió del PCI original en los años sesenta. Kerala es el Estado indio donde el comunismo adquirió carta de naturaleza en 1956 y, desde entonces, se ha alternado en el poder con el Partido Socialdemócrata del Congress. Incluso en los recoletos pueblecitos esparcidos por las colinas cubiertas de plantaciones de té aún es fácil encontrar gigantescas fotografías de Vladimir Lenin, pósters del barbudo Karl Marx y los símbolos comunistas de la hoz y el martillo sobre fondo rojo.

Fue en este contexto en el que creció la joven alcaldesa Rajendran, hija de un electricista y de una corredora de seguros, militantes comunistas de toda la vida. Rajendran es también la presidente estatal de la Federación de las Juventudes Comunistas, el Balasangam, organización con un millón de inscritos en 20 000 secciones.

Las felicitaciones por la victoria de la alcaldesa, estudiante de segundo año de Matemáticas, han llegado de los lados más sorprendentes, como, por ejemplo, de parte del millonario Gautam Adanai, que representa los intereses de los grandes industriales contra los que el PCI se bate desde hace decenios. "Felicidades a la alcadesa india más joven -twiteó Adani- Así es cómo los jóvenes líderes políticos inspiran a los otros para seguirlos. ¡Ésta es la increíble India!"

kerala3Menos extasiados se muestran los políticos de la minoría en Kerala, los del Bharatiya Janata Party, el partido de los fundamentalistas de derechas indio, que está en el poder nacional desde 2014 pero que no ha sido todavía capaz de conquistar este Estado del Sur. Así, mientras la juventud india ha virado hacia el conservadurismo tradicionalista, en el Kerala, Arya Rajendran lidera una tendencia contraria que podría cambiar las cosas en los próximos años. De hecho, la alcaldesa se ha puesto ya manos a la obra en el empeño que debería ser la prioridad de cualquier alcalde: "Mi objetivo -anunció- será organizar la recogida de residuos de nuestra ciudad, una tarea en la que han fracasado todos mis predecesores. Con la recogida selectiva, emprenderemos el camino hacia la adopción de fuentes de energía renovables."

Imprimir

lanochemasoscura