pizzati
  • Home
  • Sonámbulos
  • CARLO PIZZATI
  • El Quinto Pino

Superstición, dinero y vendettas: así da caza la India a sus brujas

supersticion1

Las mujeres son linchadas y enterradas vivas como chivos expiatorios de epidemias o enfermedades. A menudo, son asesinadas por sus parientes para sustraerles viviendas o parcelas agrícolas de pocas hectáreas.

Cada dos días es asesinada una mujer en la India con el pretexto de que es una bruja. Según el ministerio del Interior de la India, desde 2001 se cuentan más de 2290 víctimas por brujería. La caza de brujas no es sólo una lacra que el legislador indio afronta con ineficacia sino que, además, es una injusticia que se cobra sobre todo las vidas de mujeres de más de 30 años y, en mayor medida, de entre 40 y 60 años.

Las razones de esta caza son complejas pero vale la pena conocerlas porque apuntan no sólo a la  superstición sino también a la explotación, el subdesarrollo, un deficiente sistema sanitario, el analfabetismo y, por qué no, la usurpación patriarcal, las venganzas de amantes rechazados, los celos entre familiares y los litigios por un puñado de hectáreas, que cambiarán de manos con la excusa de que su propietaria se vale de la magia negra.

supersticion2Quinientas han sido las "brujas" linchadas en el estado de Assam, encajado entre Birmania, Bhután, China y Bangladés, en un Nordeste que se ha especializado en fabricar emigrantes para el resto de la India. En sus remotos pueblos, las mujeres les tienen que pedir permiso a sus maridos para poder hablar y los hijos se ven a veces obligados por hordas enloquecidas a castigar a sus brujas de madres pegándoles en público.

Pero empecemos por el final y tomemos como punto de partida la tremenda y última escena en la que se obliga a confesar a una mujer haciendo que coma excrementos, pegándole o violándola para acabar sepultándola viva, decapitándola o quemándola tal y como le aconteció a Juana de Arco o a cualquiera de las brujas de los autos de fe de la Inquisición. A modo de ejemplo, hace unos meses, en la localidad de Naharbari, a 140 km de Guwahati, tres asesinos les echaron mano a una tía y a su sobrina para tirarlas a un pozo acusándolas de haberlo contaminado con insectos por medio de sortilegios. Luego, las enterraron mientras ellas seguían gritando.

En el pueblo, movida por sus bajos instintos, la rabia y toda una amalgama de emociones, la turbamulta persigue a su víctima y le arroja encima una red de ésas que se utilizan para capturar gorrinos. Después, la pisotea, la emprende a puñetazos con ella y la arrastra por el cabello gritando: "¡Dhaini, bruja!". A veces, la pobre mujer sobrevive, empobrecida y proscrita. Sin embargo, doscientas veces al año, en la India, muere. En medio de una omertà casi total.

supersticion3Guwahati, la capital de Assam, el estado más importante de los siete del Nordeste indio, es conocida como la Ciudad de la Astrología. Aquí se puede visitar el templo de Kamakhya, dedicado a la diosa Kali, donde se puede asistir todavía a sacrificios animales. En uno de los patios del templo, los corderos chillan aterrorizados mientras son arrastrados al cadalso donde esperan turno palomas, cabras, gallinas y búfalos, con los ojos desorbitados de pavor. Rito y sacrificio forman parte de esta interpretación tántrica de la religión hindú. Pero es que a tan sólo 50 minutos de Guwahati se encuentra la Capital de la Magia Negra, Mayong, cuyo nombre está inspirado en el de la diosa Maya, Ilusión o Magia, que confiere a sus devotos esa negra capacidad.

Para entender cómo puede ser posible que exista esta caza de brujas es preciso tener en cuenta que, en la India, a causa de la ausencia de infraestructuras sanitarias, ejercen aún sus prácticas curanderos y chamanes.  Se llaman Ohja y se los considera como a auténticos médicos. Se los consulta para todas esas enfermedades mortales que siegan miles de vidas cada año. Y es que estas tierras regadas por el Brahmaputra no sólo están infestadas de analfabetos sino que sus gentes carecen de toda formación sobre normas higiénicas y perecen, así, de diarrea, malaria cerebral, ictericia, tifus, tuberculosis, encefalitis, meningitis, encefalopatía simple y metabólica.

Así las cosas, ¿qué puede hacer uno cuando enferma? Pues ir a consultar al Ohja, que recitará sus mantras envueltos en sus sahumerios de rigor. Si la cosa no funciona, el curandero busca, a menudo, un chivo expiatorio para, entre otras razones, librarse de la rabia del paciente y sus familiares. El chamán, varón la mayor parte de las veces, identifica y acusa a una bruja, mujer.

supersticion5Para apuntar con precisión las causas de este fenómeno, Monisha Behal, del North East Network, asociación para la defensa de los derechos de la mujer, ha editado un informe titulado Caza de brujas en Assam: dimensión individual, estructural y legal, profundizando en el análisis de 16 casos. De su lectura se deduce que, como los asesinos suelen ser parientes, se entiende que, con la excusa de la superstición y la complicidad de los curanderos, las víctimas propiciatorias sean mujeres propietarias de parcelas o de casitas. Una vez suprimidas, sus bienes pasan a manos de los parientes homicidas o son comprados a la baja por la mafia inmobiliaria. El viejo cui prodest contribuye a entender que se trata de arrebatar bienes a sus legítimas propietarias acusándolas de haber causado plagas o daños en las cosechas, sequías, inundaciones o enfermedades en el ganado. Basta que un pariente sueñe con la mujer que lo maldice o que un curandero identifique en ella la causa de las desgracias de su familia o de su pueblo.

Mal de ojo, maledicciones, sortilegios, sanaciones milagrosas, enfermedades repentinas. Todo acaba igual: en el linchamiento de la culpable. Y todo se ahoga en la ignorancia, en el subdesarrollo y en la codicia azuzada por el desenfrenado deseo de arrebatarles sus bienes a unas pobres mujeres de mediana edad. En eso consiste la caza a las brujas en la India de hoy.

 

Publicado en La Stampa, el 20/02/2017

India: las mujeres musulmanas contra el divorcio instantáneo

divorcio1

Para que la separación sea efectiva, basta que el marido pronuncie tres veces talaq. Aunque sea por sms. Presentado recurso ante el Tribunal Supremo para que se prohiba esta interpretación sunita de la sharía.

 divorcio2"Talaq... talaq... ¡Mira que, si no te callas, lo digo otra vez!", le grita levantando un dedo amenazador el marido a su mujer, que se queda mirándolo con ojos aterrados. Una palabra más y cambia el mundo. Cuántas veces no se habrán reído los indios ante este numerito en el que un marido musulmán, en medio de la típica pelea conyugal, amenaza a su mujer con repetir tres veces la palabra fatídica. Talaq. Me divorcio. Y qué poquita gracia tiene en el fondo la cosa.

Basta con que el marido pronuncie tres veces talaq ante su mujer para obtener un divorcio legal e inmediato, según una interpretación de la ley islámica que no es aceptada en muchos países islámicos pero que sí lo es en India. Ayer, por fin, tras años de lucha, las asociaciones de mujeres musulmanas indias presentaron ante el Tribunal Supremo la petición de que ponga fin a esta usanza que destruye la vida de tantas congéneres. Al juicio de la alta instancia también han querido someter la práctica del halala, otro uso según el cual, en el caso de que una mujer haya padecido el divorcio a través del triple talaq y el exmarido se lo haya pensado mejor, éste sólo se puede volver a casar con ella si ha desposado a otro hombre, ha consumado el matrimonio con él y ha accedido éste a pronunciar las tres palabras para permitirle volver con el primero. En esto consiste la interpretación coránica de marras.

Ahora, el gobierno de Delhi le ha manifestado a la Corte Suprema su oposición al triple talaq por cuanto es contrario al derecho de género y la igualdad entre el hombre y la mujer está garantizada por la Constitución. Hace un mes, el Tribunal Supremo de Allahabad dictaminó que se trataba de un práctica inconstitucional y trasladó el caso a Delhi. En su motivación, divorcio4la Corte de Allahabad se preguntaba: "lo que preocupa a este Tribunal es si las mujeres musulmanas están condenadas a sufrir esta tiranía indefinidamente. ¿Acaso es justo que la ley particular del Islam se muestre tan cruel con estas desgraciadas?".

Como única respuesta, el líder del Indian Muslim Personal Law Board, el Instituto musulmán de la India para la defensa de la ley particular o religiosa, ha hecho una declaración horrenda que no por ello hay que dejar de interpretar: "Más vale divorciarse de una mujer que matarla". Respuesta de troglodita, de acuerdo, pero que se refiere, en realidad, a los numerosos casos en que, a menudo en el ámbito de una familia hindú, el marido y la suegra se quitan de enmedio a la esposa una vez que se han embolsado la dote, quemándola viva o disfrazando el uxoricidio de suicidio mediante falsas cartas de despedida de la finada y otras tretas. Así que la declaración del líder del IMPLB viene a decir algo así como que "vosotros, hindúes, hacéis algo todavía peor que el divorcio del talaq." Pero es que, además, el lobby de los musulmanes ortodoxos recuerda que la minoría islámica tiene el derecho constitucional de regirse por la sharía, manifestando que el poder secular no puede interferir la ley religiosa o particular. Lo dramático, lo que hace que esta práctica resulte todavía más repugnante es que puede ser activada con una simple llamada telefónica, un sms o un correo electrónico. Aquí, en la comunidad musulmana, basta un clic para divorciarse y abandonar así a miles de mujeres y niños sin ningún tipo de sostén económico.

divorcio3Pero es que la cosa no queda ahí. Hoy en día, los maridos musulmanes de las comunidades donde está vigente la regla del triple talaq no pueden divorciarse en los juzgados, algo obligatorio incluso en países como Pakistán, Bangladés, Arabia Saudita y otras veinte naciones musulmanas. Pues bien, esta interpretación de la escuela Hanafi del islam persiste en India.

Ahora, el Tribunal Supremo de Delhi podrá también declarar inconstitucional esta usanza pero habrá asimismo que reformar toda una serie de ordenanzas que recompongan el divorcio islámico, tarea que se antoja muy compleja y que promete abrir un debate y provocar no pocos enfrentamientos no sólo en el seno de la comunidad islámica india sino también entre hinduístas y musulmanes.

Publicado en La Stampa, el 11/01/2017

Juegos de guerra en los cielos de Asia

nucleares1

Imaginemos dos naciones con sus dos mil quinientos millones de habitantes, una larga frontera compartida -y a menudo contendida- y una política nuclear en expansión: China e India. Sigamos imaginando a un dictador excéntrico que proclama su capacidad de lanzar misiles nucleares adonde le venga en gana y un presidente electo al mando del ejército más poderoso del mundo que ha prometido abatirlos: Corea del Norte y Estados Unidos. El nuevo año arranca con grandes tensiones en los cielos de Asia y ensayos con misiles nucleares lanzados a las nubes como avisos y peligrosos mensajes políticos.

nucleares6El último lo dispararon ayer, cuando Paquistán anunció que había sido capaz de hacer despegar con éxito desde una plataforma submarina móvil su Babur-3, un misil Cruise con capacidad nuclear, alcance de 450 km y "credibilidad como arma de respuesta". Esta terminología constituye una clara advertencia al vecino de al lado, India, quien, en diciembre, había enviado al aire el Agni-5, un misil balístico intercontinental de 5 000 km de alcance "en condiciones de golpear cualquier zona del territorio chino", según anunciaron con orgullo los indios.

Babur, descendiente de Tamerlán y poderoso guerrero fundador de la dinastía mogol, se enfrenta, pues, a Agni, dios del fuego de los hindúes y luchador invencible. Más allá, no obstante, de las metáforas bélicas y religiosas, lo que se esconde de verdad en la guerra de declaraciones y de ensayos misilísticos entre musulmanes paquistaníes e hinduistas radicales actualmente en el poder en India es el pulso que mantienen Nueva Delhi y Pekín.

Y es que una vez que la larga estela de humo blanco del gran Icbm Agni-5 hubo surcado el cielo de Golfo de Bengala el día de San Esteban, China se apresuró a acusar a India manifestando: "Este misil viola los límite impuestos a India por la normativa de la ONU" en un editorial del Global Times, tabloide del Partido Comunista Chino. Para añadir: "Nueva Delhi ya no se conforma cnucleares4on su capacidad nuclear y está buscando misiles balísticos intercontinentales capaces de golpear cualquier parte del planeta, lo que le permitiría considerarse al mismo nivel que los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU".

El editorial, que glosa la posición china en relación con India, aclaraba a continuación: "Si los países occidentales aceptan a India como potencia nuclear y no reaccionan ante la competición nuclear entre India y Paquistán, China no se desmarcará de aquéllos y seguirá observando las reglas. Ahora bien, Paquistán deberá poder tener los mismo derechos de desarrollo nuclear que India." Así es como se explica el ensayo del misil submarino de marras, que fue precedido por otro con un Babur-2, lanzado esta vez en diciembre desde una plataforma terrestre.

Y así también es como se va degradando la política del no first use (no al uso en primer lugar) que ha existido entre los dos países más poblados del mundo. De hecho, hace pocas semanas, el ministro de Defensa indio, Manohar Parrikar,  declaró a título particular que había llegado la hora de archivar esa vieja práctica y que se antojaba más lógico mantener una ambigüidad más eficaz en lo que se refiere a la posibilidad de utilización de las armas nucleares.

nucleares5Entre tanto, Corea del Norte ha manifestado que puede lanzar misiles balísticos intercontinentales "en cualquier momento y desde cualquier emplazamiento" y ha aprovechado la ocasión para acusar a los Estados Unidos de haber ingresado en una fase de excesivo crecimiento armamentístico. Las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores norcoreano llegaron a una semana del anuncio, a final de año, por parte del líder Kim Jong Un de que su país había alcanzado la "fase final" en la preparación de misíles balísticos intercontinentales "capaces de abatirse sobre el continente americano".

Como única respuesta, el presidente electo Trump, que asumirá próximamente sus funciones en la Casa Blanca, ha twiteado: "Esto no pasará", mientras que el ministro de Defensa de los EE.UU. ha admitido que el programa misilístico norcoreano constituye "una seria amenaza", dejando, eso sí, claro que los Estados Unidos o sus aliados están preparados para abatir cualquier misil que les sea apuntado.

Publicado en La Stampa el 10/01/2017

 

lanochemasoscura