pizzati
  • Home
  • Sonámbulos
  • CARLO PIZZATI
  • El Quinto Pino
  • Cuando el ordenador también le disputa al hombre los concursos literarios

Cuando el ordenador también le disputa al hombre los concursos literarios

ordenador1

Hasta hoy, podíamos estar tranquilos creyendo que la amenaza contra la humanidad  por parte de la inteligencia artificial acabaría por toparse siempre con un límite humano infranqueable: la creatividad. Pero ahora que una novela japonesa escrita por un robot con la ayuda de un equipo de científicos ha conseguido superar el primero de los cuatro niveles de selección de un concurso literario, el mundo de la literatura y el de la cibernética empiezan, de verdad, a preocuparse.

ordenador2Está claro que el título de la novela-bot es bastante obvio pues reza: El día en que un ordenador escribe una novela. Los autores humanos del programa, Hitoshi Matsubara y su equipo de la Universidad del Futuro de Hakodate han reconocido que su implicación en la obra alcanza, como mínimo, el 80%. Matsubara y compañía eligieron palabras y frases provenientes de una novela ya existente a las que suministraron ideas para la trama y los personajes. Pero, al final, es verdad que fue el robot quien escribió el texto. Como lo es que dicho relato ha aprobado el examen del concurso literario Nikkei Hoshi Shinichi, en honor del famoso escritor de ciencia ficción, autor (miren Vds. por dónde) de la novela El Robot travieso.

El premio Hoshi Shinichi está abierto a todo el mundo, incluídos "los programas de inteligencia artificial y otros no humanos". Los textos son presentados de forma anónima, con lo que el jurado no sabe cuáles son el producto de un software. De los 1 450 manuscritos que concurrieron, 11 fueron redactados por programas y no por humanos. El día en que un ordenador escribe una novela es el primero que supera esta especie de test literario de Turing, el examen previsto para determinar si un ordenador está en condiciones de pensar y que fue ideado en 1950 por uno de los padres de la informática. Este famoso test sirve para establecer si una fuente entrevistada por escrito es un ser humano o, en su defecto, un programa de software. Y a la máquina capaz de superar esta prueba se la puede definir, por tanto, como "máquina inteligente", siempre según este científico británico.

ordenador44El novelista Satoshi Hase admitió haberse quedado sorprendido por este libro. "Se trata de una novela bien estructurada. Pero todavía tiene que superar una serie de obstáculos para llevarse el premio. Como, por ejemplo, el de la caracterización de los personajes." Éste es precisamente uno de los aspectos de la escritura para los que es preciso demostrar empatía y no sólo técnica.

Puede que El día en que un ordenador escribe una novela no pase las pruebas succesivas. Pero lo que no ofrece dudas es que ya ha batido una marca y que ha abierto las puertas a otras posibilidades creativas en el ámbito de la inteligencia artificial. En este sentido, el programa de Google AlphaGo ya ha sido capaz de sorprender a propios y extraños al conseguir vencer al campeón Lee Sedol en el juego de Go, mucho más complicado que el ajedrez.

ordenador5Es cierto que el software en cuestión incorporaba el repertorio del propio Sedol, por lo que el robot no lo batió de manera creativa sino imitativa. Sin embargo, lo que parecía ser una infranqueable frontera ha sido cruzada. En fechas recientes, Microsoft se vio, en cambio, obligada a suprimir su chat-bot Tay, avatar de una jovencita a la que le bastó un sólo día para convertirse en una voz racista, antifeminista y negacionista del Holocausto. ¿Por qué? Porque fundaba sus opinones-tweet en aquéllas vertidas por un grupo de trolls que la nutrían de ideas virulentas, lo que revela que, a día de hoy, el papel de los humanos que conforman el programa de inteligencia artificial representa todavía un 80% de la inteligencia del robot. Pero, ¿por cuánto tiempo aún?

A propósito, las últimas palabras de la novela de marras son estremecedoras: "El ordenador, dándole la prioridad a la búsqueda de su propia felicidad, decidió dejar de trabajar para los humanos."

(Publicado en La Stampa, el 29 de marzo de 2016)

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura