benny
  • Home
  • Noctámbulos
  • Benny del Paso
  • No te miento si no me lo pides

Descolonización

descolonizacion1

Una conversación entre dos versados intelectuales negros sudafricanos, sobre el significado de la palabra descolonización, ha despertado mi campo de neuronas adormecidas por el veranillo en el Cabo. Es difícil ver el bosque levantado sobre nuestro sistema de valores, a una distancia suficiente que nos permita ser críticos con lo que observamos. Sistema de valores implantados en nuestras mentes durante procesos de aprendizaje institucionalizados por sistemas educativos diseñados para convertirnos en lo que somos. Está firmemente arraigado en nosotros, desde muy temprana edad. Nuestro reconocimiento de nuestro ser pasa por ese proceso de modelaje.

descolonizacion2Las palabras intercambiadas por los académicos sudafricanos, Pitika Ntuli y Lwazi Lushaba, me transportan a un punto espacial que permite que observe mi concepción de valores desde la lejanía suficiente para ser crítico. El profesor Lushaba nos exhorta a visualizar la modernidad, impuesta en los países colonizados por occidente, bajo el prisma de tres principios: causa, racionalidad, y la lógica del capital. Las cosas se justifican por su racionalidad y deben de obedecer a la lógica del capital. Según Lushaba, la cosmología africana no puede ser, ni debe ser, justificada con esos principios de modernidad. “Si se me pide que justifique mi cultura bajo los principios de racionalidad, se me impone un sistema de valores”. “Mi vida, como hombre negro que enseña en la universidad, está conectada con mi lógica ancestral. Soy yo y mis ancestros. Nuestra cosmología no obedece a ese sistema de racionalidad, y no puede ser justificada por la lógica de verificación empírica”. Sus argumentos provocan una mirada crítica de mi mismo.

Las lenguas africanas fueron denigradas. Las culturas de origen africano fueron consideradas barbáricas en contraposición con las de origen europeo. La colonización impuesta en todas las esferas socio-económica, política, cultural, debe ser revisada y culminar con una catástasis descolonizadora para reencontrar el ser africano. Lushaba interpela reinvertir en las lenguas, en la cultura, en la humanidad, en la cosmología africana. Volver a ser africano.

El profesor Ntuli invita a recuperar el sistema de valores que encaja con lo que realmente somos. “Nos han enseñado que el hombre es la cabeza de la familia, pero en la cultura africana se nos enseña que el hombre no es la cabeza de la familia. En nuestras lenguas la palabra mujer proviene de dos conceptos: vida y muerte. Conceptos poderosos y muy respetados en nuestra cultura, y en cambio el sistema nos dice que debemos privilegiar a los hombres por encima de las mujeres.”. En la cultura africana, continua Ntuli, el pasado, presente, y futuro, son uno. Se explica. El africano cuando va a una fiesta acaba bailando en círculo, uno a uno saltamos al centro a bailar para volver a recuperar nuestra posición dentro del círculo. Un sistema circular. Los africanos necesitan volver al pasado para reforzarse y poder continuar hacia el futuro. Ntuli propone un sistema de descolonización que se centre en un renacimiento africano. Reconstruir, renovar, reenfocar, recordar ser africano.

descolonizacion3Para Lushaba, el sistema de valores de la modernidad está detrás de la colonización. Descolonización significa recuperar la identidad, el espíritu, la cosmología africana. “Nuestra sabiduría está contenida y transmitida en nuestras palabras, y las hemos olvidado, perpetuando valores colonizadores.” El 86% de la población sudafricana es negra y sin embargo las lenguas africanas están pereciendo. Los dos profesores critican el sistema educativo sudafricano que enseña la cultura shoto, xhosa, zulu, venda,…, hasta 11 reconocidas en el país, en inglés. Las lenguas son portadoras de la cultura, de la identidad. Reivindican que sólo la lengua puede enseñarte a ser un zulu, un xhosa, un sotho, o un venda. “Somos zulus, sotho, xhosa, y en cambio no hablamos nuestras lenguas. No se puede aprender nuestra cultura a través del inglés”. Las lenguas como vehículos de transmisión de la sabiduría de los pueblos.

Una parte indispensable del sistema de desnaturalización del pueblo africano es la perdida del conocimiento africano. África ha perdido gran parte de su pasado al no ser sistematizado y archivado. La escasez de archivos del conocimiento africano, y  la escasa presencia de académicos dispuestos a investigar y escribir sobre la cosmología africana, hacen peligrar su existencia, y encaminarse al olvido. Ntuli y Lushaba abogan por el alistamiento de intelectuales críticos negros que luchen por salvaguardar la sabiduría heredada de sus ancestros. “El propósito de la educación no es proteger el capital sino conservar la vida y el conocimiento”. Provocador.


Minis

minis1

Mini Jobs, mini Majors. La máxima de menos es más queda proscrito a un eslogan minimalista. El mega-marketing golpeándonos los sesos hasta dejarlos como una tortilla mejicana. El departamento de comunicación de la alcaldesa de Cape Town ha marcado un super gol a la prensa reducida a “minis”. Los periódicos han abierto sus rotativas con el siguiente titular: “la ciudad de Cape Town quiere superar la planificación espacial del apartheid con mini alcaldes”. Un nuevo modelo de gobierno municipal que acabará con la antigua y actual división espacial de la ciudad. Mi apetito por saber más y descubrir una nueva fórmula mágica para acabar con el pasado colonial que sigue condenando a está hermosa ciudad a ser la insignia de una planificación urbanística racista. Y me topé con el marketing político servido frío sobre papel de periódico.

Las preguntas empiezan a caer como la llovizna. Suavemente, insinuante. ¿Cómo era la planificación espacial de Cape Town bajo el régimen del apartheid? ¿Cómo se puede transformar un diseño urbanístico racista en un diseño urbanístico no excluyente? Las repuestas llegan como una apisonadora. La ciudad ideal del apartheid, e implementada por sus diseñadores, se erigía en un espacio urbanístico dividido en zonas residenciales para cada grupo racial. El centro de la ciudad, y sus barrios próximos, eran de residencia exclusiva para blancos. Las periferias de la ciudad, cuanto más alejadas mejor, eran de residencia exclusiva para negros, coloured e indios. El diseño se hizo realidad con la legislación aprobada bajo el sistema apartheid, desembocando en miles de deportaciones y desplazamientos forzados. Deportaciones a los Bantustans (territorios adscritos a grupos raciales) y mudanzas forzadas desde los barrios del centro, como el District Six, a las periferias de la gran ciudad, los Townships. A pesar de los años en democracia transcurridos, este sigue siendo el plan urbanístico de la ciudad de Cape Town.

minis4Cómo superar ese diseño espacial racista, la actual alcaldesa, Patricia de Lille, encontró la solución con cuatro mini-alcaldes que “mejorarán el proceso de consultas entre el ayuntamiento y los residentes de Cape Town”. Rebobino. Un territorio configurado espacialmente en zonas residenciales por razas, es transformado en un territorio configurado espacialmente en zonas residenciales no excluyentes con la subdelegación del poder de la alcaldesa a cuatro mini-alcaldes, que actuarán en su nombre para garantizar los servicios y suministros de una manera “equitativa y justa”. La fórmula mágica producida por la mente de los políticos a cargo del gobierno municipal de Cape Town. Mini alcaldes que escuchen a los habitantes de Cape Town.

Y las dudas entran en la mesa de juego. ¿No es necesario que las comunidades excluidas del centro de la ciudad bajo el régimen apartheid vuelvan a recuperar sus calles y edificios?. ¿No son necesarios programas de mini alquileres de unidades de viviendas para los excluidos en el centro y barrios colindantes?. ¿No se alargará el proceso de toma de decisiones con más intermediarios?. ¿No se duplicarán las cuantías de dinero para pagar los servicios adscritos a los nuevos mini-alcaldes?. No. Si expresamos nuestras dudas, una respuesta avanza a martillazos hidráulicos. La fórmula para acabar con el legado de discriminación racial es “mejorar el proceso de consultas entre el gobierno municipal y los residentes de cape town”. Mini argumento.

Recuperar los sesos convertidos en tortilla mejicana tras el golpe infligido por el marketing político, no es fácil. Pero lo intentamos. Desde 1994, la forma de elegir los gobiernos municipales sudafricanos está basado en un sistema pluralista con distritos uninominales, en el que los ciudadanos eligen un concejal por distrito. Esto implica un fuerte vínculo entre el representante municipal y los ciudadanos del distrito. La idea es que los concejales de distrito conozcan de primera mano las necesidades, conflictos, problemas de las comunidades que representan, y que sean castigados si no atienden las preferencias de sus representados. Avivemos entonces. Qué función mágica desarrollarán los mini alcaldes, que no realizan ya los concejales de distrito. Sigamos reavivando los sesos.

minis2El ayuntamiento de la ciudad bañada en el cabo de la buena esperanza está en manos del partido político que se remonta a los años del apartheid, donde diferentes pequeños partidos políticos de representación blanca se unieron, en el nuevo escenario democrático sudafricano, para contrarrestar el potencial demográfico del African National Congress. Bajo las siglas DA (Democratic Alliance), este partido lleva gobernando la ciudad de Cape Town desde hace 15 años. En todos esos años, ni una sola residencia de protección oficial se ha construido en el centro de Cape Town o en sus proximidades. Las zonas de residencia exclusiva para blancos bajo el régimen del apartheid mantienen su pureza. La no inclusión de la clase trabajadora que subsiste a pesar de la explotación del presente sistema en las zonas de exclusión.

La voluntad del presente gobierno municipal, desprendiéndonos del empapelado tipo marketing con el que han envuelto el regalo de los minis, es mantener un sistema de exclusión racial impuesto espacialmente a través de los mismos mecanismos administrativos utilizados bajo el régimen autoritario: desplazamientos forzados a los suburbios planificados en la periferia de la ciudad. Lejos, muy lejos de la ciudad.

Y aquí estamos, despertándonos con denuncias de desahucio administrativos en los barrios del centro de trabajadores que pertenecen a alguno de los grupos raciales que siguen excluidos en la ciudad bañada por el cabo de la buena esperanza. Y las asociaciones de vecinos de los barrios adinerados del centro siguen ganando batallas contra todo proyecto de uso de terreno municipal para la construcción de bloques de pisos de protección oficial en sus barrios. Y acabamos minis.


Listas

listas1

Las listas son útiles. Quién es el más rico, quién es el más poderoso, quién es el más bello, quién es el que más yates posee, quién es el que más películas vende, y así hasta una interminable lista de listas que nos dan las coordenadas sobre quién tiene y no tiene, quién puede o quién no puede. Sabemos, observando esas listas, que están plagadas de hombres, blancos, maduros.

listas4Se cierra el año y empieza el encadenamiento de publicaciones de listas. Una, de muchas, nos presenta un mapa con las coordenadas para identificar quién posee o no en el país más rico del continente africano. Identificando el salario de los propietarios de las empresas sudafricanas con mayor volumen de negocio en el país y el continente. El patrón se repite. Hombres, blancos, maduros. A pesar de los 20 años que han transcurrido, desde la caída de la oligarquía colonial sudafricana, la potencia económica del continente sigue perpetuando el mismo perfil humano de quién ostenta el poder del dinero.

Primer puesto
Christoffel H. Wiese: hombre, blanco, 75 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans (lengua de origen europeo). Licenciado en la universidad de Stellenbosch. Sector alimentario.
Segundo puesto
Ivan Glasenberg: hombre blanco, 59 años. Religión judía, lengua materna inglés (lengua de origen europeo). Licenciado en la universidad Witwatersrand. Sector materias primas.
Tercer puesto
Stephen Saad: hombre, blanco, 52 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Licenciado en la universidad de Durban. Sector farmacéutico.
Cuarto puesto
Lauritz Dippenaar: hombre, blanco, 68 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Universidad de Pretoria. Sector financiero.
listas3Quinto puesto
Johann Rupert: hombre, blanco, 66 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Licenciado en la universidad Stellenbosch. Sector fondo de inversiones.
Sexto puesto
Jannie Mouton: hombre, blanco, 70 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Licenciado en la universidad Stellenbosch. Sector financiero.
Séptimo puesto
Koos Bekker: hombre, blanco, 64 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Licenciado en la universidad Stellenbosch. Sector de la comunicación.
Octavo puesto
Patrice Motsepe: hombre, negro, 54 años. Religión pentecostal, lengua materna Tswana. Licenciado en la universidad Swaziland. Sector minerales.
Noveno puesto
Ivan Saltzman: hombre, blanco, 66 años. Religión judía, lengua materna inglesa. Licenciado en la universidad de Wittwatersrand. Sector farmacéutico.
Décimo puesto
Michiel Le Roux: hombre, blanco, 67 años. Religión calvinista, lengua materna afrikaans. Licenciado en la universidad Stellenbosch. Sector financiero.

listas5Me paro en el número 10. Ahora toca hacer operaciones matemáticas. De los 10 listados, 10 son hombres. Siete son de lengua materna afrikaans. Siete son de religión calvinista. Cinco son licenciados de la universidad Stellenbosch (universidad concurrida por la élite afrikaans). Uno es negro. Recuperemos el último censo registrado en el país en 2011. Estamos en Sudáfrica, la población total censada es de casi 52 millones de personas. De las cuales 4.427.931 pertenecen al grupo poblacional blanco, y de éstos, 2.231.682 son hombres. Es decir, 9 de los 10 listados son representantes de la minoría poblacional del 4,3% de la población total sudafricana. Los que tienen y pueden en Sudáfrica siguen perpetuando anacrónicas dinámicas de poder. El poderoso sudafricano es de color blanco, varón, habla afrikaans, y sigue las doctrinas religiosas influenciadas por Calvino. Las listas son útiles.



lanochemasoscura