benny

Mitologías terrenales

mitologias1

Existe un país en el que una pequeña comunidad vive en extensos latifundios. Existe una comunidad de hombres y mujeres con una mitología arraigada a un trozo de tierra. Existen hombres y mujeres que reclaman su descendencia europea y su lengua Afrikaner como la piedra angular de su unidad cultural. Hay una comunidad afrikáner en Sudáfrica que sigue manteniendo su lealtad al expolio colonial y niegan la tragedia infligida a los indígenas de esa tierra, alegando su misión civilizadora y adjetivando de bárbaros al pueblo africano. Hay un grupo de hombres y mujeres que denuncian la ejecución de un genocidio en Sudáfrica contra el pueblo afrikáner por el bárbaro negro. La tierra y el titular de ésta siguen desempolvando heridas no cerradas. Estamos en 2018.

mitologias2El año se inauguró con el anuncio de una posible reforma, si fuese necesario, de la Constitución sudafricana para profundizar en la restitución de la justicia en el país. Una de las misiones del gobierno del ANC ha sido la restitución de tierras a las victimas de la expoliación ejecutadas por los gobiernos del National Party desde 1948. Las alarmas empezaron a sonar en los oídos de la comunidad expoliadora. La restitución en Sudáfrica se traduce en cambio de titularidad de la tierra. Colisión del derecho a la propiedad y el mecanismo de restitución: la expropiación. Terror.

La reacción de la comunidad afrikáner propietaria de latifundios en Sudáfrica fue inmediata. Abanderado por una asociación que reclama representar los intereses de la minoría afrikáner sudafricana. Afriforum es una asociación de granjeros y agricultores comerciales afrikáners con expertos juristas en derecho civiles y con capacidad financiera para retar en los tribunales a la administración sudafricana. Desde el 2006, lidera la defensa de los derechos de los afrikáners en todos los ámbitos de la sociedad. De la mano del sindicato Solidaridad, que existe desde los tiempos de las guerras Boer contra los británicos, denuncian la discriminación que dicen sufrir su comunidad, blanca afrikáner. Desde su lanzamiento Afriforum se ha hecho visible con sonados juicios contra el sistema educativo por no permitir que los colegios públicos impongan la religión calvinista que profesan sus miembros, o por exigir que la lengua vernácula para la educación pública sea el afrikáner. El simple debate sobre la titularidad de la tierra en un país en el que el estado sólo posee el 23%, y el 77% restante sigue en manos privadas y mayoritariamente blancas, provoca urticaria a la comunidad que representa Afriforum.

El lanzamiento de una campaña, para recoger afiliados y simpatizantes de la comunidad afrikáner a nivel internacional, ha desatado encuentros y desencuentros diplomáticos. El tema elegido para la campaña de sensibilización por la causa afrikáner es el genocidio. Sin pelos en la lengua, Afriforum ha tensado músculo y ha movilizado a sus soldados para esparcir datos estadísticos sobre la ejecución del genocidio de afrikaans en Sudáfrica, una comunidad que representan un total de 35.000 individuos en el país. El tour de Afriforum por Estados Unidos, Australia, Bélgica, ha cosechado algunos resultados. El Ministro de asunto exteriores australiano, Peter Dutton, lanzó un órdago: los granjeros blancos mitologias3están siendo perseguidos y merecen protección con visas especiales de un país civilizado. Con la misma incontinencia verbal que Trump, Dutton desencadenó un conflicto diplomático que finalizó con una disculpa del Gobierno australiano a los sudafricanos por el error de confundir propaganda nacionalista afrikáner con datos fehacientes.

Ya en el 2014 Afriforum intentó que su discurso de comunidad en peligro de extinción fuese aceptado como posibilidad. Presentó alegatos sobre el número in crescendo de asesinatos de granjeros y agricultores afrikáners en el país, ante la Comisión de derechos humanos sudafricana (SAHRC). La institución garante del respeto y protección de los derechos fundamentales en el país, publicó el resultado de su investigación negando contundentemente, con datos estadísticos, que existiese un motivo racial en esos asesinatos. A pesar de que sí existe algunos ataques motivados por odio racial o hostilidad racial, las evidencias muestran que el peso motivacional es criminal. Punto.

En un país con uno de los índices más altos de asesinatos por año en el mundo. En 2016/2017 un total de 19.016 sudafricanos fueron asesinados, con un promedio de 52 asesinatos por día. El número de granjeros, agricultores afrikáners asesinados en el mismo periodo fue de 74, es decir seis asesinatos por mes. Calculando 74 asesinatos por año en una comunidad de 35.000 miembros, sería necesario 432 años para eliminar a todos los granjeros y agricultores afrikáners de Sudáfrica. La polémica está servida.

mitologias4El presidente de la república tuvo que contestar en el parlamento a la pregunta sobre restitución de la tierra a las víctimas de la expoliación. En su respuesta el presidente lanzó varios datos, siguiendo la estela dibujada por Afriforum, desvirtuando la realidad. En la enumeración de datos, el presidente  describió la labor del gobierno democrático restituyendo más de 3 millones de hectáreas. Citando una auditoría sobre la situación de la propiedad de la tierra realizada en el 2017, convenía que los ciudadanos blancos poseen el 72% de las granjas individuales en el país, los ciudadanos coloured el 15% , los indios el 5% y la mayoría de la población, ciudadanos negros, sólo poseen el 4%. Y continúo con aspecto de género. Los hombres poseen el 70% de las propiedades y las mujeres el 30%. Los datos utilizados por el Presidente se limitan, en el mismo informe de la auditoria, a un porcentaje de la propiedad de la tierra del 33.4% del total de las granjas y plantaciones agrícolas comerciales sudafricanas (que representan el 94% de la tierra en el país).  Las estadísticas oficiales dibujan un panorama menos trágico, y menos atractivo para el clamor popular.

Mientras lanzan datos sobre el cadáver, el granjero afrikáner de Limpopo habla. “!Los negros creen que les hemos robado su país! Hemos construido este país, muéstrame cualquier sitio que los negros hayan construido. !No hay!. No pueden construir, sólo destruir.”. Mitologías de los pueblos, quién nos protege contra ellas.

Imprimir

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura