ulises 2

Imaginarios sociales

imaginarios1

Una de las teorías que están teniendo mayor relevancia en estos tiempos que corren es la de los imaginarios. Desde el punto de vista de la influencia social y como modificarla.

Los imaginarios son ámbitos estructurados que nos influyen desde nuestra más tierna infancia. Son tendencias, mentalidades y modas desde el punto de vista más sociológico y que nos dicen cómo comportarnos culturalmente o nos definen respecto a una circunstancia u otra.

Así una persona nacida en un determinado barrio adquirirá unos imaginarios concretos que le darán carácter y personalidad de referencia.

imaginarios5Pero son muchos los imaginarios en los que nos movemos, y definidos en muchas ocasiones por nuestros gustos, o por nuestras circunstancias como diría Ortega y Gasset.

Es pues un imaginario concreto una vía de doble dirección, que nos influye y que al mismo tiempo conformamos nosotros mismos. Dicho desde otro punto, se pueden cambiar, pero sobretodo nos cambian.

Algunos imaginarios pueden ser por ejemplo, el concepto de mujer actual, moderna y dinámica, que es capaz de sacar la casa adelante, como en el imaginario anterior, pero que además puede tener un trabajo de responsabilidad y ambición  siendo una persona de éxito y asustar a sus respectivas parejas de hombre, porque define alguien autosuficiente que no necesita del compañero para sobrevivir holgadamente.

Otros imaginarios vienen dados por tendencias musicales, o cómo comportarse en diferentes ámbitos de la vida cotidiana. No solo la categoría social en la que nos movemos, a veces son otros imaginarios a los que imitamos. O imaginarios que adoptamos de otras culturas como la americana debido a otros modelos de convivencia que vemos en las películas y distorsionamos al aplicarlos aquí.

Sin embargo, el imaginario es algo profundo con cierto carácter inmovilista, y condicionado por otros imaginarios que contagian o corrigen diferentes estructuras. Por ejemplo el imaginario tecnológico, que modifica la manera de relacionarse, por ejemplo a través de las redes sociales, o simplemente la capacidad de desplazamiento provocada por los aviones.

Imaginarios que se transformarán por el uso de robots y el cómo entendemos la comodidad humana debido a los avances materiales.

imaginarios4Sin duda los imaginarios de influencia, no son los mismos en un país subdesarrollado, que en la antigua Europa. Ni tampoco lo son en la masificada china. Pueden entender que el concepto de trabajo en un chino no es el mismo que el de un español, y que sus imaginarios de influencia son muy diferentes. No se trata solo de la cultura. Es el ámbito particular de cada región, país, barrio, o familia.

Los imaginarios se conforman en estructuras semicaóticas, y no tienen una forma definida conceptual. Sin embargo, cada vez más, se plantea el reto del cambio social, a través de estos.

Existen personas de influencia, y líderes que pueden cambiar imaginarios o los han cambiado a lo largo de la historia. A veces conocidos y en otros casos anónimos. Las universidades hoy en día, con un modelo bastante rígido pero al mismo tiempo con intención innovadora se plantean como actuar en los diferentes imaginarios, más que en las personas. Pues actuar sobre ellos es llegar de manera abrupta a muchas más personas que el hacerlo uno a uno.
Plantéense que a nivel político, una analogía al imaginario sería la de los lobbies de poder. En España el reflejo es mucho más parecido, ya que no se conocen bien cuales son aquellos lobbies que influyen en los diferentes partidos políticos, puesto que no se muestran a la luz, y no se sabe quiénes son aquellos que financian los partidos de manera abierta. Ni siquiera deben pagar el impuesto de donaciones por darle dinero a un partido al financiar sus campañas políticas. Pero al mismo tiempo, sabemos que tienen una notable influencia en las futuras decisiones que aquellos dirigentes tomen.

En Estados Unidos, sería diferente este punto, ya que la asociación del rifle o la acción católica de una determinada representación religiosa, están presentes en las cuentas públicas de la campaña y luego esto se refleja en los discursos de los presidentes como Donall Trump. Y creyendo en Dios hasta en los billetes de dólar.

Es por tanto, el dinero una manera bastante tácita de cambiar ciertos imaginarios. Pues la influencia a través del márketing y diferentes campañas puede cambiar determinados imaginarios. Y por tanto hacer más política que la misma política.

imaginarios2El otro ámbito de influencia es la misma educación, que tiene mucho que decir y aportar a los diferentes modelos y conceptos del ser humano y su convivencia sociológica. Algunos modelos educacionales o formativos, así como algunas organizaciones sin ánimo de lucro se convierten en imaginarios vivientes. Es el caso de Green Peace a nivel mundial como referente ecológico y sostenible, o Cáritas en el ámbito social Español. Apelando ambos a la conciencia del ser humano particular.

El punto más importante de todos los imaginarios, es el concepto de libertad del ser. Pues si tanto influyen nuestros imaginarios en los modelos que vamos escogiendo o que circunstancialmente se nos van imponiendo. El concepto de libertad de elección pasa por nuestra definición de persona influida por aquellos imaginarios que nos han tocado vivir. Y en el fondo nuestras decisiones no son ni más ni menos que un mero reflejo de esos imaginarios que nos influyen sobre lo que debería, lo que no debería, y lo que nos impregna independientemente de si debiera o no hacerlo.

imaginarios7Perdónenme la espesura del discurso, pero sin duda forma parte de mí y de algún imaginario que se me cruzó por el camino.

Sin embargo alégrense, pues cuando menos, cada vez los imaginarios son más idénticos debido a la globalización. Y se copian unos a otros debido a las redes de información cada vez más voraces.

¿Quieren imaginarios parecidos? Sólo tienen que ver copias de sistemas educativos de un país a otro, modelos de constitución similares, programas de televisión clónicos, formas de vestir igual en todos los países debido a las plagas de tiendas low cost, y un largo etcétera.

La próxima vez que les escriba, quizá lo haga con un simple “tuit” de máximo 256 caracteres. Es lo que se lleva ahora en el imaginario literario y de expresión.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura