ulises 2

Idiomas y sociedad

El lenguaje es algo muy curioso, pues a medida que aprendemos algunas cosas lo aprendemos también en términos léxicos. Es decir, que la palabra lámpara representa una idea abstracta del concepto ideal, no una lámpara concreta pero si genérica.

Cuando tenemos muchos conceptos simples aprendidos los relacionamos en otras ideas superiores como por ejemplo la palabra mobiliario que es de carácter más abstracto.

A medida que tenemos muchos conceptos abstractos generamos ideas complejas como sociedad, gobierno, nación o amor.

En nuestro cerebro se organizan por campos semánticos, pero al mismo tiempo el propio lenguaje tiene un efecto secundario en nuestro pensamiento. Un efecto suave y sutil pero que hace que pensemos de una determinada manera por la forma en que se estructura.

Cada idioma, cada lenguaje, tiene una determinadas características propias. Unos lenguajes usan palabras cortas, otros largas, con más vocales o más consonantes. Y eso afecta a la forma o dicho de otro modo, afecta a como apreciamos el entorno y lo analizamos.

idioma22LA FORMA:

Un ejemplo sería el italiano, que posee más vocales en sus palabras, y hace que los hablantes italianos aprecien más el continente de las cosas. Su sociedad se basa en la belleza, más que otras sociedades, porque el acabado es importante en su lenguaje. Y su estructura léxica les llevará a hacer las cosas bellamente como están en su cerebro ideal.

El ejemplo contrario lo encontraremos en el catalán, donde las palabras tienen menos consonantes y vocales que en otras lenguas. Lo que les lleva a estructurar su pensamiento en el sentido más económico del término. Se puede ver reflejado en su arte, pero también en su capacidad para optimizar las cosas o aprovechar mejor los recursos usando menos.

En el francés, encontramos un recargamiento vocal con múltiples diptongos y triptongos. Una complejidad que se traduce en una sociedad recargada mentalmente, nada es simple sino que todos los objetos suponen un conjunto de partes que lo componen, imagínense lo que supone un concepto como el del alma para un francoparlante. El ejemplo más claro artístico lo encontramos en el rococó. Y es lógico que desarrollen un sistema de leyes complejo e intrincado que intente definir absolutamente todos los casos. Normal que heredásemos la constitución de ellos y que sean muy buenos en su retórica siendo capaces de convencer al mundo casi de cualquier cosa. Uno de los dos grandes modelos educativos que existen en el planeta es el sistema de enseñanza francés que se plantea y se estructura así mismo como otra constitución, compuesto de objetivos, procedimientos, actitudes y otras enrevesadas perversidades formales.
Hasta ahora estos ejemplos solo hablan del continente, de si tienen más o menos letras en sus palabras, pero esto afecta a sus resultados sociales, resaltando una u otra virtud o tendencia.

idioma2LA GRAMATICA:

A veces no está en la cantidad de consonantes o vocales con las que cuenta, sino en su capacidad para permutarse o no en la oración y que ese orden cambie el significado.

Es el caso del alemán, un idioma donde decir “wasserglas” o  “glas wasser” significa dos cosas totalmente diferentes. En el primero nos está hablando del tipo de vaso que se usa, el vidrio en concreto, y en el segundo caso nos está pidiendo un vaso de agua y lo que importa es el contenido que trae el vaso, no de que está hecho el vaso ni para que líquido se usa normalmente.

Entonces es normal que el alemán sea un idioma que ayude a pensar pues tan sencillo es pensar cómo cambiar el orden de las frases. Cambia la forma por el fondo y viceversa o dicho de otro modo contenido por continente. Es lógico pues que la sociedad alemana esté estructurada en una doble vertiente también. Grandes pensadores han salido en la historia de la filosofía, así como duros políticos o complejos artistas.

El inglés es un idioma predominantemente práctico. Su gramática es muy sencilla y ordenada, nada rebuscada y con poca tendencia a las oraciones subordinadas comparada con otros lenguajes. Esta característica le hace un idioma muy bueno para la claridad de la ciencia o la simplicidad en los pactos. Negociaciones claras y concisas. Un sentido de la practicidad incluso en el ámbito doméstico. Sus pensadores son empiristas como no podía ser de otra forma, por su capacidad para sintetizar verbal y lógicamente. Saben ver la esencia predominante de las cosas debido a su análisis sintético lo cual les ahorra mucho tiempo en sus tareas, pero también hace las relaciones sociales más insulsas o atómicas en el sentido más unitario de la palabra. No se deleitan con los detalles del camino como harían los italianos.

LA SEMÁNTICA:

El lenguaje castellano, y los diferentes significados que pueden tener las palabras dotan al lenguaje castellano una capacidad para ver posibles resultados y casuística en las diferentes facetas interpretativas de la vida. Las cosas no son blancas o negras, a veces son ambas y las palabras se vuelven ambivalentes, pues con una sola palabra podemos expresar muchas ideas diferentes, tienen el efecto comodín desde un punto de vista de los naipes. O al revés, muchas palabras expresan la misma idea. Desde el punto de vista semántico permite flexibilizar y adaptar el idioma a las necesidades del interlocutor. Es por eso que es un idioma muy dado al sentido del humor, la literatura y el piropo.

Desde el punto de vista estructural del cerebro podemos encontrar palabras como:

“Borde “que no contienen una única idea a la que hace referencia, sino que conecta dos o tres imágenes posibles.

A)    Un saliente. B) Alguien arisco. C) Algo o alguien vulgar en el sentido sexual.

idioma3EL ORDEN Y EL SENTIDO:

El japonés se escribe desde arriba hacia abajo, y su sociedad es imprescindiblemente jerárquica, la familia, el trabajo, los antepasados y el honor son sus baluartes. Una especie de árbol genealógico del conocimiento y la sociedad. Es como una montaña que se asienta en lo antiguo y de lo que parte lo nuevo. Pero al mismo tiempo es muy icónico pues cada Kanji o dibujo representa una cosa concreta de manera visual y cada ciudadano ocupa un lugar en la pirámide con poco lugar para la imaginación o la creatividad para salirse de lo estructurado. Al mismo tiempo puede haber variaciones en los kanjis con una simple línea o punto y hacer que el significado cambie de manera visual y en el contenido, ampliándolo o reduciéndolo. Lo que hace que su tecnología crezca, porque el objetivo visual de lo que se quiere conseguir, está claro, pero siempre partiendo de un elemento anterior o de la unión de varios elementos anteriores. Sin embargo es un idioma más visual que racional y que por este lado también lo limita.

El egipcio, azteca, o el chino tienen características comunes al japonés.

Por un lado existen símbolos para representar ideas u objetos.

Por otro lado existen otros símbolos o glifos para representar fonemas o pronunciación de palabras.

Y existe un tercer dibujo o glifo para aclarar el significado que suele ir asociado a otros dibujos.

Intenten pensar que significa esto en el pensamiento de una persona o una sociedad que necesita constantemente recurrir a campos semánticos aclaratorios. Lo que dificultará el pensamiento abstracto en gran medida, por la incalculable cantidad de símbolos que poblarán la mente y al mismo tiempo supondrá un entrenamiento voraz del pensamiento.

El árabe, hebreo o el hindi, se escriben de derecha a izquierda, y seguramente tienen por ello una mirada diferente de la vida que les afecte a su sentido de la estructuración.

Cada idioma, cada lengua, dialecto, supondrá una manera diferente de pensar, por su estructuración y codificación semántica o su ordenación cerebral. Por las rutinas de búsqueda de información en la memoria, por la cantidad de consonantes, vocales o símbolos que la palabra posea, por su origen onomatopéyico o visual. Por su capacidad para escribirse, o por no poseer grafía como ciertos dialectos árabes. Incluso por tener una  articulación característica como pueda ser el caso del “silbo” lenguaje usado en la gomera. Los elementos básicos que constituyen el lenguaje pueden ser muchos o muy pocos, a veces esenciales como el griego o fonéticamente adaptables independientemente de su grafía. Otras veces esa lengua se usa para una sola cosa predominantemente, como en el caso del latín actual lo que dirige el pensamiento  en un solo sentido.

idioma33PENSAR EN VARIAS LENGUAS:

Por último no hay que olvidar a los bilingües y personas que pueden pensar en varias lenguas.

El que piensa en dos lenguas piensa dos veces y de forma diferente en tanto en cuanto a la forma de hacerlo físicamente.

Esto afecta a la percepción de las cosas cuando se interiorizan y se ponen en contacto con el diálogo y el yo interno.

Cuanto más difieren las lenguas en su estructura mental, sea por ejemplo el caso del japonés y el español, más diferencias mentales podemos apreciar y más variables entran en juego ante la capacidad de ver la vida y tomar decisiones. Afectan a un nivel tan interno y profundo que pueden variar convicciones o valores que el sujeto posea. Así, y aunque de manera sutil, podemos observar de manera personal y a través de la introspección divergencias mentales, divergencias de valores, de actitudes culturales o religiosas, e incluso de opinión, decisión o comportamiento.  Una especie de desdoble de personalidad en función de lo que se espera de mí en ese idioma y que conlleva una nueva imagen mental propia y social. Debo incluir en este punto la hermenéutica como característica asociada al lenguaje y que amplía los campos léxicos y semánticos, pero que debido a su complejidad requiere otro espacio periodístico para ella sola en exclusiva, al igual que lo requeriría la filología pero que se escapa a mi conocimiento por ser basta y específica pero que mucho tiene que aportar en el ámbito de los orígenes y de la antropología humana vista como etimología de la pronunciación de las cosas y del porqué se pronuncian así.

Si es usted uno de esos pocos afortunados que tiene interiorizadas dos  o más lenguas y en las cuales puede pensar cotidianamente, le invito a que compare sus divergencias en los dos ámbitos y a que aproveche todo su potencial a la hora de resolver situaciones, planteándoselas primero en una lengua y luego en otra. Quizá obtenga dos soluciones y vea el mundo de dos o más maneras diferentes.

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura