ulises 2

Retornado

Mi cuerpo está frío.

Frío y tieso, pues he muerto hace unos días, aunque no recuerdo bien como.

¿Cómo es posible, que sienta algo, si estoy muerto?

retornado2Muerto y todo, estoy percibiendo olores, una chica joven de unos dieciséis años no está demasiado lejos. Ha salido de la ducha y sus feromonas húmedas llegan hasta estoy. Se está cepillando el pelo y no debe llevar más que una simple toalla, por la mezcla de aceites, jabones y calor que desprende su sexo diría que aún está en el baño recién salida de la ducha, con el rubor característico que producen las aguas bien calientes en las mejillas. Seguramente se mira al espejo mientras canturrea una canción suave con voz aterciopelada.

Terciopelo. Estoy sobre un lecho de terciopelo. Aún soy incapaz de moverme, pero siento la suavidad con que ha sido colocado ahí. Algunos sonidos empiezan a llegar hasta aquí. Creo que es el ronroneo de un gato en el alfeizar de la venta. Seguramente es luna llena, y escruta furtivo el horizonte en busca de gatas calientes dispuestas a rozarse con él. También el parloteo de un televisor, probablemente dos pisos por encima. Es una gran ciudad, no hay duda. Un ruido blanco procedente de la circulación de las calles se adivina de fondo.

Fondo, muy al fondo me encuentro. No es un piso, sino más bien un sótano oscuro y cerrado.  Goteo incesante de agua, olor a humedad que debería calar mis huesos, ratas. Un transeúnte, camina por la acera, no está demasiado lejos. Los pasos de sus zapatos se muestran firmes, no hay porque tener miedo, y sigue su dirección sin ni siquiera pararse a preguntar porque estoy aquí. Su olor es fuertemente varonil, disfrazado por una colonia pasada de fecha que usa en contadas ocasiones. Seguramente no tiene citas como la de esta noche muy a menudo. Es un solitario.

Solitario, es mi espacio. ¿Por qué me han dejado sólo? ¿Acaso ya no le importo a nadie? Necesitaría abrir los ojos. Pues sería la prueba de que realmente no he muerto del todo. Si tan solo pudiera moverme. Los párpados me pesan. Acaba de empezar la noche, y más que dormido estoy despertando. Pero no es normal esta desorientación que siento. Debe tener que ver con la forma de morir.

Morir, eso es lo que quiero. He recordado que mi esposa está muerta como yo. O quizá de otra forma. La perdí en un accidente de tráfico en un tiempo ya demasiado lejano. Mi hija, iba también en el coche aquel día. Cuando me llegó la noticia mi mundo se vino abajo y quise morirme también. Sin embargo, aquel es un recuerdo lejano que por alguna razón y aunque haya vuelto a mi memoria, no me importa de la misma manera que entonces.

retornado4Entonces me di a la bebida, cerraba los bares noche tras noche. Las deudas se comieron el patrimonio. Me echaron del trabajo por faltar a pesar de la baja por depresión debido a los malditos burócratas, siempre hambrientos de víctimas y con sed.

Sed, tengo la boca seca. Esa chica y el agua, me han despertado, también el caballero, incluso el gato se me hacen apetecibles. No sé ni lo que digo, debo estar volviéndome loco. ¿Cómo podría beberse una persona, un animal? Me siento muy débil en este momento, supongo que esta flaqueza hace que esté trastornado. Sin embargo, algo ha cambiado dentro de mí. La voluntad.

Voluntad y más voluntad es la que necesito para empezar a moverme. Si no estoy muerto es hora de cambiar las cosas, así que voy a abrir los ojos y luego moveré una mano, aunque sea muy despacio.

Despacio se van levantando mis párpados, de la visión borrosa, paso a ver una tapa de lo que parece un ataúd. Es el clásico de pino barnizado, aún puedo sentir ambos olores. Entonces es cierto que estoy muerto. Puedo verlo. Y sin embargo, algo se les ha debido pasar por alto. Quizá me hayan enterrado por equivocación y se equivocaron en la autopsia. Menos mal que no dije que me quemaran. Ahora no lo estaría contando. ¿Pero si estoy vivo, porqué estoy tan débil, y por qué no queda nadie?

¿Nadie?, ¿A nadie le importo? Creo que no estoy en lo cierto. Se me había pasado por alto. Pero aquí hay alguien más, muchos más. Estoy rodeado de muertos como yo. Una tapa se ha deslizado cerca de mí. Alguien se ha levantado y está saliendo de su ataúd.

¡Vampiros levantaos! ¡La hora del desayuno!

Añadir comentarios

Gente en la conversación

lanochemasoscura