cafrelengua
  • Home
  • Noctámbulos
  • Mercado Navas
  • Cafrelengua
  • La pasiva refleja: caja de Pandora de la lengua española

La pasiva refleja: caja de Pandora de la lengua española

Si Vds. han tenido la paciencia y la amabilidad de leerme con asiduidad en este espacio, sabrán que soy de los que consideran que la Real Academia de la Lengua Española no se caracteriza precisamente por defender su objeto sino, más bien, por claudicar ante aquéllos que lo menosprecian.

Puede que una de las mayores claudicaciones hasta la fecha de la R.A.E. sea la admisión a trámite y la autorización de uno de los síntomas de la simplificación gramatical de nuestra lengua a manos de los que no paran mientes en analizarla. Como en todos los demás casos que se explican por esta simplificación (feminizaciones indebidas, laísmo, leísmo, loísmo, etc.), el aval de la institución de marras no sólo le da la razón a los zoquetes sino que abre las puertas de par en par para que éstos exploren la nueva vía y puedan seguir minando los fundamentos de nuestra querida lengua.

pasiva4Veamos qué ha ocurrido con la así llamada pasiva refleja, oprobio infligido en exclusiva a nuestro romance. Para empezar, digamos que los hispanohablantes no son muy partidarios de utilizar la voz pasiva, considerada una construcción 'antipática' y-o 'pesada'. En el español de todos los días, ¿quién ha oído pronunciar frases del tipo: "El estudiante fue suspendido por su mala actitud"? Se les prefiere otras soluciones como: "La mala actitud le costó el aprobado al estudiante" o "Suspendieron al estudiante por su mala actitud" o también "Se suspendió al estudiante por su mala actitud". Como repito incesantemente a mis alumnos, las lenguas están integradas por un corpus de soluciones teóricamente posibles (formas lingüísticas que se encuentran en el nivel de la competencia) de las que sus hablantes extraen un subconjunto de expresiones mucho más probables (formas lingüísticas que están en el ámbito de la actuación).

pasiva2De las tres soluciones más probables que he apuntado más arriba la tercera ha tenido mucho éxito. Se trata de lo que llamamos uso del «se» impersonal, reservado para situaciones en las que, como hablantes, no queremos, no podemos o no sabemos identificar al sujeto real y gramatical de la oración, al responsable lógico y lingüístico de la acción expresada por el verbo. "Se dice, se cuenta, se comenta..." como gustaba iniciar sus parlamentos el defunto Jesús Hermida. Pues bien, ¿qué pasa cuándo el objeto directo de ese verbo cuyo sujeto no está identificado es plural? Teóricamente no debería pasar nada : "Se vende muchos pisos en este barrio". Si a Vds. esta última frase les parece probable, entonces es que no residen en un país hispanófono desde tiempos de maricastaña. ¿Por qué? Porque, sencillamente, se prefiere la solución "Se venden muchos pisos en este barrio", donde se aprecia claramente que los hablantes no soportaban que aquéllo de lo que se hablaba no mereciera subir de estatus en la oración ya que el verdadero y correcto sujeto estaba desaparecido. Ésta es la pasiva refleja. Pasiva porque la frase equivale en estructura profunda a "En este barrio son vendidos muchos pisos" (donde «pisos» es el sujeto paciente) y refleja porque, formalmente, la oración se construye cono una reflexiva (del tipo "Juanita se lava").

pasiva5Pues, Señores, este atropello científico fue elevado a los altares por nuestra R.A.E. (hoy por hoy, quien lo perpetra ni siquiera tiene conciencia de ello) y ello ha abierto la vía para que, cada vez más, escuchemos decir frases como las que siguen:

"Se buscan soluciones que..." y, aún peor, "Se llegan a conlusiones que..."

Y los académicos, a lo suyo: a sacar una nueva edición del Diccionario cada año para hacer caja. Con memorables e indispensables aportaciones como amigovio.

Añadir comentarios

Gente en la conversación

  • Invitado - Abelardo

    Hola:

    Muchas gracias por el artículo.

    Hay que recordar que el papel de la R.A.E. es trasladar a un documento (el diccionario) el habla popular y el culto de esta sociedad; es por ello por lo que no creo que debiéramos echar la culpa de esa manera de hablar a la mencionada institución. En todo caso, y me parece más que interesante, es abrir el debate del porqué estas expresiones son usadas.

    Por otro lado, quería preguntar si la frase tan famosa de Jesús Hermida es correcta desde el punto de vista científica. Yo entiendo que sí, pero ¿es así?

    Gracias, una vez más, por el artículo.

  • Invitado - José Manuel Mercado Navas

    Hola, Abelardo,
    Sí, las frases de Jesús Hermida son perfectamente correctas. Son los típicos casos de Pasiva Impersonal por los que se prefiere dar una forma activa sin sujeto identificado a construcciones pasivas en estructura profunda (lo que sea es dicho, es comentado, etc.).
    Por otro lado, si la Real Academia de la Lengua Española no tiene vocación prescriptora, ¿quién la puede tener? ¿Quién ha permitido que se desacentúe 'sólo'? Si la R.A.E. pone en un nivel de igualdad los buenos y los malos usos, apañados vamos... Aquí le adjunto un extracto del artículo I de los Estatutos de la R.A.E. cuya última versión data de 1993:
    "La Academia es una institución con personalidad jurídica propia que tiene como misión principal velar porque los cambios que experimente la lengua española en su constante adaptación a las necesidades de sus hablantes no quiebren la esencial unidad que mantiene en todo el ámbito hispánico. Debe cuidar igualmente de que esta evolución conserve el genio propio de la lengua, tal como éste [el acento lo pongo yo] ha ido consolidándose con el correr de los siglos, así como de establecer y difundir los criterios de propiedad y corrección, y de contribuir a su esplendor."
    En otro orden de cosas, quisiera aprovechar la ocasión que Vd. me brinda para preguntar(me) pulsando qué opiniones, qué autoridades y en qué modo la R.A.E. se arroga el derecho de acompañar al español en su desoladora decadencia.

    de Getafe, Madrid, Spain
lanochemasoscura