tilla

Soy futbolero y cristiano

Soy futbolero. No voy a decir que me corro viendo a Messi driblando a todas las defensas de los equipos más punteros de toda Europa, pero... se me escapa una gotita.

Mi compañera sentimental (la que tira de la correa cuando uno se desboca), alucinó en colores cuando conoció esa faceta mía, pues en los inicios de nuestra relación yo había sido muy hábil en ocultarlo. Mis rastas, barba de profeta y actitud no-beligerante, unidas al hecho de que mi seguimiento del deporte en sí es fugaz (tengo memoria eidética, y a la que paso por el quiosco ya me sé de memoria el resultado de la jornada... bueno, y datos en el móvil) me ayudaron bastante. Luego comencé a ver partidos por la tele. Ahí ya me miraba raro. ¡Joder, si tú ves Gran Hermano y el Sálvame, que cuando me quedo dormido la siesta lo pones! Pero, en fin, se ha ido acostumbrando, ya que es sabia, y sabe que es mejor que me de yo solo los palos, y luego me recoge los trozos. 

futbolero7Hace unos días, el Granada se salvó, sigue un año más en primera in extremis y menos mal que al Atleti le valía el empate. Esa noche se lió una buena en la calle, ya se oían los petardos y las riadas de exaltados vociferantes. Cuando eso pasa, siento unas ganas enormes de salir y unirme a esa bendita banda de zumbados, que necesita excusas para divertirse. ¡Que me lo den hecho! ¡Que no me toque personalmente, pero que me emocione! ¡No te conozco, pero te abrazo! ¿Zarandeamos ese autobús lleno de gente, porque esta noche se puede, porque somos muchos? ¡Eso no lo supera ni la Nochevieja!

futbolero8En Argentina, las Barras Bravas incendian los arrabales de Buenos Aires si su equipo desciende, en Portugal he visto cosas alucinantes en las calles cuando eliminaron a Inglaterra en cuartos del Mundial de Alemania. Lo que la gente hace por el fútbol, o condicionada por lo que éste genera, es brutal. Lo del estadio Heysel no es nada, en África pasa casi eso cada final de su Copa. Y bueno, no hablemos de Brasil, su Mundial ha hecho más por unir a los movimientos sociales que cualquier caciquismo, la gente por el fútbol sale hasta a pegarse con la policía. Y son cuatro voces las que piden que los futbolistas declaren sus inmensas fortunas en el país en el que residen, no vayan a irse todos a la Premier y la hemos liado.

futbolero4Podemos culpar a los griegos, a sus copiadores romanos, al Barón de Cubertain, a los ingleses (por supuesto, siempre), al poder en general y sus formas de entretener a las masas pauperizadas, a nuestro borregismo... si nos queremos cagar en todos ellos, seguramente tendremos excremento suficiente, ya que a lo largo de una vida se defeca tanto como un montón casi dos veces más alto que uno, así más o menos, que lo vi en el Discovery.

Y, bueno, esto parece ya panfletario, pero sí, yo pese a todo sigo siendo futbolero, y soy defensa de los de partir piernas. Es más, me desnudo: yo le debo a mi abuelo Emilio y al fútbol poder sacar pecho.

En verdad os digo que gané más medallas al fútbol que al ajedrez, y era más bien del tipo paquete que termina de portero por no correr. En mi barrio, entre San Nicasio y Los Santos, Leganés, los chavales (que por entonces éramos arios la mayoría), salíamos con el balón en la mano a la calle aunque fuera a la compra con tu madre. El balón nos acompañó tantos años, que fuimos dejando atrás la infancia y ya en la pubertad seguíamos con nuestras correrías acompañados de un esférico. Cada tarde la pachanga, ya con los morillos, más mayores, fumando hachís y dando balonazos a los tejadillos de chapa del parking. 

futbolero2Nuestros equipos se llamaban "Nothingam Prisas", "Deportivo de La Coña", "Farsa FC", había que dar la nota hasta al apuntarse a las competiciones. Con suerte te patrocinaba un bar y tenías camiseta y algun botellín gratis.

Así que, ya termino, declaro que: mi grado de gilipollez lo decido yo. Ya se lo peligrosas que son las drogas, si las dejo no será para decirle a nadie lo malas que son. El fútbol me engrandeció los pulmones, y ahora soy cantante. Gracias, fútbol.

¿Y lo de Cristiano? ¡Que lo vendan ya, coño!


Añadir comentarios

Gente en la conversación

  • Invitado - José Manuel Mercado Navas

    ¿Sabes cuás sería el mejor argumento para combatir el secesionismo en España? Que los equipos de los territorios sediciosos no jugarán la Liga española. El que se rinde a un sentimentalismo estéril se redime con otro de idéntico jaez. Una mancha de mora se quita frotándola con otra mora. Yo también soy futbolero. Camus fue portero. Y Freud, en el ocaso de su vida, les espetó a unos jóvenes admiradores: "Si llego a descubrir esto antes [la jardinería; habían ido a visitarlo a su casa y lo pillaron trajinando en el jardín], le dan morcilla al Psicoanálisis."

    de Getafe, Madrid, Spain
lanochemasoscura