unlugar

Tsitsikamma: el camino de los nómadas del Cabo

Los KhoiKhoi son figuras en el horizonte en continuo movimiento. Sus vidas pertenecen al camino. Apátridas consumidos por la gula por la tierra del conquistador. Los que se asientan reclaman suya la tierra que pisan, mientras los nómadas, en perpetua lucha por su existencia, se desentienden de una lucha que no les motiva. Sólo sienten la llamada del camino.

 
tsitsi2

Los libros de historia necesitan imponer coordenadas físicas para etiquetar a los pueblos que habitan las tierras, en ellos nos marcan un lugar entre Bostwana y Namibia como origen del pueblo de los caminos. Los KhoKhoi bajaron hasta el Cabo en su búsqueda de pastos para el ganado. Siguiendo los ríos llegaron al mar, y se toparon con Tsitsikamma. Sus caminos eran las sendas de los trashumantes. Una senda paralela a la de los elefantes.

 
tsitsi3

Por el mar llegaron los colonizadores y encontraron en las mujeres KhoiKhoi unas exuberantes cómplices con las que olvidar sus vidas pasadas. Ellas hicieron suyas las lenguas del colonizador y fueron castigadas por ello. La nueva Sudáfrica les inflige la no existencia. Su lengua, su cultura, su saber, es negado. Pero están por todas y partes y en ninguna parte.

 
tsitsi4

En las guerras coloniales los pueblos nómadas fueron los dignos ausentes y los únicos perdedores. Perdieron el camino. Allí donde el extranjero llegó se levantaron muros donde antes sólo el horizonte marcaba el camino a andar. Cuando los extranjeros marcharon, dejaron al mando a los pueblos rivales, los que se asientan y reclaman como suyo lo que no tiene dueño.

Los eternos viajeros sólo entienden de la belleza que el camino da libremente. Pueblo de poetas y alquimistas. Trovadores curadores del alma y el cuerpo. Los KhoiKhoi caminan por los verdes pastos del Cabo.


Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura