morgade

Joyas de segunda mano

Íbamos el otro día mi señor y yo en el coche con la radio de fondo, sin prestar demasiada atención a lo que sonaba. Cuando no llevo puesto ningún CD (lo sé, soy una antigua con un equipo de música aún más antiguo) suelo sintonizar una emisora que solo emite éxitos rock y además sin anuncios: un territorio libre de Bustamantes y Pittbulls, donde el mayor disgusto que te puedes llevar es que pongan Poison.

Como decía, íbamos en el coche a lo nuestro, ya no recuerdo si hablando o pensando en nuestras cosas, cuando la voz rasposa de Joe Cocker nos sacó del ensimismamiento con su “What would you think if I sang out of tune…” Adoro su “With a Little Help from my Friends” desde que la escuchara por primera vez en la cabecera de “Aquellos maravillosos años” siendo una cría, mucho antes de descubrir que se trataba de una versión de los Beatles. Entonces me puse a pensar en esas canciones que han conocido una segunda vida mejor que la primera, lejos de la voz y los arreglos con que fueron concebidas.  

No hablaré de versiones archiconocidas, como el “All along the Watchtower”, de Hendrix, ni el “Nothing Compares 2 U”, de Sinéad O’Connor, sino de otras canciones a las que tengo cariño y que cumplen dos requisitos para mí imprescindibles: en primer lugar, reflejan la esencia del artista que versiona y, en segundo lugar, hacen que no quieras volver a la original nunca más.

1. “Hurt”, de Johnny Cash (canción original de Nine Inch Nails): tras escuchar la emocionante versión de un Cash ya cercano a la muerte, Trent Reznor admitió que sentía que la canción había dejado de pertenecerle. ¿Cabe mayor piropo?



2. “American Woman”, de Lenny Kravitz (canción original de The Guess Who): si Lenny Kravitz decide hacer una versión, ten por seguro que va a ser mucho más sexy que la original.

https://www.youtube.com/watch?v=UzWHE32IxUc

3. “Who’s Gonna Ride Your Wild Horses”, de Garbage (canción original de U2): publicada originalmente en un disco de versiones del “Achtung Baby”, este tema cuenta con la sensual voz de Shirley Manson como principal baza. 

https://www.youtube.com/watch?v=hFJnzab8sng

4. “Hallelujah”, de Jeff Buckley (canción original de Leonard Cohen): una versión sencilla con la voz de Buckley como única protagonista. No hace falta más para ponerte los pelos de punta. 

https://www.youtube.com/watch?v=y8AWFf7EAc4 

joyas25. “Valerie”, de Amy Winehouse (canción original de The Zutons), o cómo convertir un tema resultón en una perla del soul que parece hecha a medida de Amy.

https://www.youtube.com/watch?v=y8AWFf7EAc4 

6. “Crystalised”, de Martina Topley Bird y Mark Lanegan (canción original de The XX): dos voces con personalidad para una versión más cálida que el minimalista tema original de The XX. 

https://www.youtube.com/watch?v=-zLEI9oEHwI 

7. “I Can’t Make You Love Me”, de Bon Iver (canción original del Bonnie Raitt): aunque musicalmente las dos versiones son muy parecidas, la interpretación de Bon Iver resulta mucho más conmovedora que la de Raitt.

https://www.youtube.com/watch?v=vp-bPAKLfx4 

8. “Don’t Stop The Music”, de Jamie Cullum (canción original de Rihanna): Cullum propone una versión divertida y elegante que te reconcilia con el hit de Rihanna. 

https://www.youtube.com/watch?v=S0z1Mo7O6dE 

9. “Running Up That Hill”, de Placebo (canción original de Kate Bush): el tema de Kate Bush no ha envejecido demasiado bien, así que cualquier reinterpretación era de agradecer. La de Placebo es una versión intensa que acompaña a la perfección a la letra. 

https://www.youtube.com/watch?v=d-mYX0qKkB8 

10. “I wanna be yours”, de Arctic Monkeys (canción original de John Cooper Clarke): entre la descarnada canción punk de Cooper Clarke y la suave balada de Arctic Monkeys hay un mundo. Aunque este no sea el vídeo oficial, es tan bonito que merecería serlo.   


Añadir comentarios

Gente en la conversación

lanochemasoscura