francescag

MUNDIAL X

mundialX 2

Mi maridito querido me ha convencido para quedarme en casa mientras él ve el mundial. ¿Sera verdad?

¿Para que quiere que esté aquí a su vera mientras ve el fútbol? Le he hecho creer que sí, que le dejaré verlo mientras yo hago la cena. Lo que no sabe es que aquí mando yo, y que se me ha puesto en el coño joderle el partido y que me folle mientras tanto. Voy a esperar a que se ponga interesante para follármelo en lo mejor del partido. Mientras, voy a ducharme. El agua está tibia, cómo me gusta que me caiga por todo el cuerpo. Qué suave la espuma por mi pecho. Me lavo a conciencia el coño, puesto que voy a obligarle a comérmelo, solo tengo que ponérsela dura, y el resto está hecho. Hoy voy a ser exigente, quiero mínimo cinco orgasmos de rigor. ¿No soy su guarra favorita? Pues ahora que cumpla y que folle como si no hubiera un mañana. Salgo de la ducha en braguitas y con el pelo mojado.

Míralo, ahí, qué bueno está el cabrón. En gayumbos marcando paquetazo. Joder y qué mazizos los del fútbol, coño, si resisten hora y media jugando qué no harán follando, seguro que son de esos que te desnudan en el camino y te follan de pie, abierta de piernas. Y ellos, tomándote contra la pared te zumban cuatro horas seguidas hasta que revientas de gusto. Llevo mis braguitas de guarra y mis tetazas al aire, suaves, firmes y los pezones en sierra.
- Mira cari, tócame un poco las tetitas mientras ves el partido. Un poquito solo.
- Estoy viendo esto, cari, ahora después.
- Venga, un poquito, no tienes ni que mirarme, apriétalemas, por favor, papá...
- Cari, no puedo resistirlo...

Me las toca, con una mano, sin prestarme atención. No voy a tolerar ese comportamiento. Aquí mando yo y se hará lo que mi coño desée. Le como la orejita un poco. Juego con su pollita dormida por encima del pantalón. Qué bonita es, chiquitita y a la espera. No se cómo funciona la mente del hombre, pero sí cómo funciona su polla. En diez minutos de caricias inocentes y románticas, su cosita está morcillona. Diez minutos más y será un monstruo hambriento, no falla, su pollaca se despierta. ¡Joder, cómo me gusta ponérsela dura!. Me encanta calentarlo. Se la saco del pantalón y del gayumbo. ¡Qué piel tan suave! ¡Qué apretadita está, con esas venas que parecen dedos abrazando su polla! Me encanta tocarla. Qué apetecible. Yo que quería que me comiera el coño, y ahora muero de ganas de chùpársela a muerte. Qué pollón tienes, joder. Quiero lamértelo, que me folles la boca. Sentadito en tu sofá. No tendrás que hacer nada, cariño, solo deja que yo te haga el amor con la lengua. La acaricio despacito, él no retira la mano. No te resistas, te la voy a chupar con amor, y tú te vas a correr. Vuelvo a agarrársela y acerco mi cabeza a su rabo, que se muestra receptivo. La beso tierna y amorosamente, mi amor ya no se resiste, doy fe, que un hombre nunca renunciará a una buena mamada. Sigo besándola. Qué capullo tan grande y tan tirante tiene. La beso entera, desde abajo, por los huevos, que se me resisten por la postura. Su falo, ¡Dios, qué cosa mas rica! Lamo sus venas. Me fascinan, qué delicia de polla tiene. Lamo de abajo a arriba, sin tocar su corona ardiente. Lamo despacio. Me reservo el capullo para luego. Lo que quiero es que suplique que siga. Ahora, cuando me lo pida, pararé. Y le diré que siga viendo el fútbol. Quiero que me suplique que siga y que me reconozca entre gemidos que prefiere mi boquita de putón que su partidito de mierda. Sigo chupando, y paso mi mano de arriba a abajo rodeando su falo con mi mano. Rodeo su capullo con mi lengua. Su frenillo me vuelve loca. Lo chupo cual caño de agua en el Sahara. Meto su pollaca entera en mi boca, hasta la campanilla, la noto palpitar en mi garganta. Muevo mi lengua como puedo, alrededor de su glande. Meto y saco su arma de mi boca. Me pone ardiendo excitarle. Tengo el coño encharcado. Mientras me la como con pasion, cojo sus deditos, me los chupo y los meto en mi coño. Gime como si estuviera a punto de correrse, golpeo su glande contra mi paladar.
- ¿Sigo, cariño? ¿O prefieres que pare? Que el partido se ha puesto interesante...
- ¡Sigue, guarra! Ahora no vas a parar...
- Te equivocas, mi amor.
Saco su pollón de mi garganta y le meto las tetas en la boca.
- Cómemelas si quieres que siga. 

Me las chupa, las agarra fuerte, aprieta mis pezones. Me las muerde casi hasta el punto de hacerme daño. Me quito las bragas, me subo de pie en el sofá. Èl está sentado. Pongo mi coño en su cara, abro las piernas y le invito a comérselo. No se niega. Lámeme el coño, capullo. Lame, perro. ¿Quién es tu mujercita? Me encanta meter tu lengua en mi agujerito. Mi clítoris agradece la magnitud de tu nariz chocando contra el. Vamos, haz que me corra en tu cara. Sigue cabon. Chupa. Mas rapido. Aprietame el botoncio. Me corro en su carita.

Me retiro, me siento encima de el. Clavame esa polla gigante que Dios te ha dado. Párteme en dos. Métemela brutalmente hasta que me duela. Mi coño esta chorreando, entra y sale a toda leche. Me sujeta el culo y me ayuda a saltar sobre él una y otra vez.

Dentro, fuera, venga, clávamela sin compasión. Qué cerda me pones. Me pone que me folles como un animal, dame cabrón, reviéntame. Muérdeme las tetas. Muérdeme las tetas. Insúltame, -¿Quién es tu puta? Me corro viva una y otra vez mientras me zumba a lo salvaje, y gimo sin control.

Parece que se va a correr. Me quito de encima y vuelvo a chupársela. Quiero que te corras en mi boca. Vamos, quiero sentirla palpitar en mi faringe. Quiero saborear tu semen. Deseo que no puedas controlarte. Venga papi, córrete en mi boquita. Sí ... Te corres ... tu semen inunda mi boca, me chorrea por los labios, estás extasiado. ¡Qué delicia!. Eres mi guerrero favorito...

Añadir comentarios
  • No se han encontrado comentarios
lanochemasoscura